Garantia de Calidad y Auditoria del Sistema de Calidad - Norma ISO 9000

Hacia la década de 1980, los principios de la administración de la calidad, que se habían cultivado desde el inicio del siglo, evolucionaron hacia la filosofía de la calidad total y se difundieron en todo el mundo.

GARANTÍA DE CALIDAD

En las eras de la inspección y del control estadístico, el énfasis se centra en la calidad del producto o servicio. En la era de la calidad total, el énfasis se desplaza hacia el sistema de calidad. 

Hoy en día, la calidad no tiene que ver sólo con el producto o servicio, ni es responsabilidad únicamente del departamento de calidad: es un problema general y abarca todos los aspectos de la operación de la empresa. Es un asunto que debe tratarse de modo sistémico. El énfasis de la calidad total está en el sistema de calidad. La calidad total comprende también la calidad asegurada, lo que significa que, en una cadena productiva, cada fabricante recibe productos y servicios con calidad asegurada de sus proveedores y ofrece productos y servicios con calidad asegurada a sus clientes.

Por medio de la garantía de calidad, una empresa cualquiera en una cadena de producción procura mejorar y controlar la administración de la calidad de sus proveedores y no la calidad de sus productos y servicios. La compañía compradora empieza a exigir que sus proveedores tengan un departamento de calidad, especificaciones precisas para todos sus productos, sistemas y métodos de medición, procedimientos explícitos para lidiar con defectos, etc. En resumen, exige que su proveedor tenga un sistema de calidad, el cual garantiza la calidad de los productos y servicios (y no la inspección). Una vez que se ha asegurado de ello, la empresa compradora puede entonces reducir al mínimo o incluso prescindir de la inspección de la calidad de los productos que provienen de fuera.

AUDITORÍA DEL SISTEMA DE CALIDAD

Para asegurarse de la calidad garantizada de su proveedor, la empresa compradora realiza una auditoría al sistema de calidad. Sus auditores visitan las instalaciones del proveedor y lo inspeccionan con base en una lista de preguntas o criterios. Una auditoría es una inspección o examen que se realiza en una empresa u organización para verificar el correcto funcionamiento de la misma en distintos aspectos.

¿Para qué se audita?

La inspección o auditoría sirve para decidir si un proveedor está o no en condiciones de seguir como tal y también para elegir a nuevos proveedores. Los proveedores que son y siguen siendo aprobados en inspecciones o auditorías periódicas realizadas con base en los manuales de evaluación, obtienen entonces la condición de acreditados o calificados.

Tipos de auditorías

Un modo de clasificar las auditorías puede ser en función de la persona que las realice:

Auditoría interna

Auditoria de primera parte: es cuando la propia empresa evalúa su sistema de calidad.

Auditoría externa

Auditoría de segunda parte: es la que se lleva a cabo por parte de distintos grupos o sectores que tienen un determinado interés en evaluar el sistema de gestión de calidad de la empresa. Pueden ser clientes o proveedores a los que les interesa comprobar si los estándares que maneja la compañía son los adecuados para la creación de vínculos comerciales.

Auditoría de tercera parte: la parte encargada de la evaluación en este tipo de auditorías es una organización totalmente independiente de la compañía con el fin de otorgar la certificación al comprobar el cumplimiento de los requisitos necesarios para ello.

Normas ISO 9000

La International Organization for Standardization (ISO) es una organización internacional privada y sin fines de lucro, creada en 1947 y con sede en Ginebra. ISO no es su sigla, sino el nombre que se deriva de la palabra griega isos, que significa “igual”.

En 1987, ISO publicó manuales de evaluación del sistema de calidad, llamados Normas ISO Serie 9000 de Estándares Internacionales (ISO 9000 Series of International Standards), que resumían diversas normas nacionales ya existentes que regulaban las relaciones entre proveedores y compradores.

Debido a su gran aceptación, las normas ISO empezaron a ser adoptadas como mecanismos de auditoría de la calidad. Surgieron empresas especializadas en ese tipo de auditoría que otorgan certificados de conformidad con ISO 9000. Sin embargo, la certificación no la otorga la ISO, ni se confiere en su nombre, ni dichas compañías tienen la autorización de la ISO para hacerlo.

La familia ISO 9000 de normas representa una especie de consenso internacional con respecto a las buenas prácticas de administración de calidad, pero no es una garantía de calidad de productos.
DEJANOS UN COMENTARIO ()