Saturnismo o Plumbosis: Intoxicación, Sintomas, Prevención


Se denomina saturnismo, plumbosis o plombemianota al envenenamiento que produce el plomo (Pb) cuando entra en el cuerpo humano.

El plomo es un metal que viene extrayéndose de las minas desde hace miles de años. En épocas pasadas, se utilizó en multitud de productos, tales como pintura, gasolina, cañerías de agua y hasta latas de conserva, también esta presente en pequeñas cantidades en el aire, el suelo, el polvo doméstico, los alimentos, el agua potable y en ciertos productos como alhajas baratas de metal o juguetes.
[post_ad]
¿Qué es la intoxicación por el plomo?

El saturnismo ocurre cuando el Plomo (Pb) se acumula en el cuerpo, puede darse durante meses o incluso años. Cuando uno ingiere o respira fragmentos de plomo, este metal puede ser sumamente venenoso, especialmente para los niños menores de 6 años. Esto se debe en parte a que los niños de corta edad experimentan rápidos cambios y en parte a que tienden a llevarse a la boca toda clase de objetos.

El plomo es venenoso porque interfiere con algunas de las funciones básicas del organismo. Hasta cierto punto, el cuerpo humano no distingue entre el plomo y el calcio, mineral este último que contribuye a fortificar los huesos. El calcio, como el plomo, persiste en la sangre durante varias semanas. Después se deposita en los huesos donde, en condiciones normales, permanece durante el resto de la vida.

¿Qué es lo que causa la intoxicación por el plomo?

El método más común de intoxicación por el plomo es entrar en contacto con él en forma de polvo. El plomo puede adoptar esta forma cuando se raspa o lija una superficie pintada vieja, o cuando dos superficie pintadas chocan o se restriegan una contra otra. El polvo desprendido se deposita en objetos que los mayores tocan o los niños se llevan a la boca.

Las empresas de petróleos acostumbraban agregar plomo a la gasolina con objeto de mejorar el funcionamiento de los motores, pero esto permitía la expulsión al aire de partículas de plomo por el tubo de escape.

Tiempo atrás, el plomo se empleaba con frecuencia en las cañerías de las casas, con lo que podía contaminar el agua que circulaba por ellas. La concentración de plomo en el agua depende de la temperatura de ésta (el agua templada o caliente contiene a veces mayor cantidad de plomo), así como de los minerales y ácidos que arrastra, el tiempo que permanece detenida en las cañerías y el estado de éstas.

La soldadura de plomo se utilizó en su día para cerrar herméticamente las latas de conservas.
[post_ad2]
Otras procedencias del plomo son:
  • El barniz de plomo o vidrio plomizo utilizado en alfarería, que puede lixiviarse y contaminar los alimentos y bebidas;
  • El plomo se utiliza también en alfarería y en la restauración de muebles en plan de pasatiempo (bricolaje).
  • Las medicinas y cosméticos de confección casera a veces también contienen plomo.
  • Pinturas de paredes, casas, puertas y ventanas a base de plomo.
  • Emanaciones tóxicas de fábricas y talleres. La inadecuada manipulación del plomo como insumo para la fabricación de objetos de plástico, cerámicas, municiones, baterías, etc, así como la acumulación del mineral sin el debido cuidado.
  • Plomo en la pintura utilizada en algunos juguetes.
  • Emanaciones que desprenden los vehículos cuyos combustibles contienen plomo.
  • Humo de cigarrillo



¿Cuáles son los síntomas de esta intoxicación?

El saturnismo no es fácil de detectar. A veces, no hay síntomas, o si los hay se parecen a los de otras enfermedades. En los niños, algunos indicios tempranos de posible intoxicación por el plomo son cansancio o hiperactividad constantes, irritabilidad, inapetencia, pérdida de peso, atención disminuida, dificultad para conciliar el sueño y estreñimiento.

Las concentraciones elevadas de plomo pueden provocar convulsiones, pérdida del conocimiento o incluso la muerte del niño. Ahora bien, en la mayor parte de los casos de intoxicación por el plomo las concentraciones son mucho menores. Pero, a la larga, incluso las concentraciones bajas pueden producir daños permanentes, pues plantean la posibilidad de intoxicación, con los consiguientes problemas de aprendizaje y de conducta, disminución del cociente intelectual, dificultades para hablar, atención reducida, daños cerebrales o nerviosos, mala coordinación, lesiones renales, crecimiento reducido y sordera.

El contacto con el plomo es especialmente peligroso para los niños, aunque puede ser también lesivo para los adolescentes y los adultos. El contacto con el plomo puede aumentar el riesgo para la salud de la mujer embarazada. Además, crea a veces otros problemas más graves, incluidos daños cerebrales o muerte del feto. A concentraciones elevadas, el plomo produce en el adulto anomalías como esterilidad, tensión arterial alta, dificultades digestivas, trastornos nerviosos, alteraciones de la memoria, atención disminuida, así como dolor muscular y de las articulaciones.
[post_ad3]
Diagnóstico

La intoxicación por el plomo a menudo presenta escasos síntomas. La única manera de determinar si una persona la tiene, es hacerse un análisis que determine la concentración de plomo en la sangre.


Tratamiento


La primera medida que se debe tomar es evitar todo nuevo contacto. Eso significa que es necesario descubrir y eliminar cualquier vestigio de plomo que pueda albergar la casa. El siguiente paso es realizar las modificaciones dietéticas que sean necesarias. Los niños deben hacer por lo menos tres comidas al día, puesto que absorben más plomo cuando tienen el estómago vacío. Deben, además, comer alimentos que contengan hierro y calcio en abundancia, tales como leche, pescado, manteca de cacahuete (maní) y uvas pasas; si no ingieren suficiente hierro y calcio, el organismo confunde a estos minerales con el plomo, y de ahí que se absorba y se deposite en los tejidos orgánicos una mayor cantidad de plomo.

Si la concentración de plomo en la sangre es lo suficientemente elevada, el médico tal vez recete algún agente químico que se fija al plomo presente en el organismo. Una vez fijado, el plomo del organismo puede eliminarse con la orina o las heces. Según el medicamento que se recete, se tomará por boca o se administrará por inyección intravenosa.


Medidas preventivas


Los siguientes consejos serán de utilidad para prevenir la intoxicación por el plomo:
  • Lavarse las manos con frecuencia, especialmente después de haber estado algún tiempo afuera o antes de las comidas.
  • Una vez a la semana, lavar los pisos, el alféizar o repisa de las ventanas y otras superficiesde la casa que acumulen suciedad o polvo.
  • Para limpiar el polvo, usar una esponja o una fregona junto con algún producto de limpieza general disuelto en agua.
  • Después de limpiar zonas sucias o polvorientas, enjuagar bien la esponja o la fregona.
  • Impedir que los niños pequeños muerdan superficies pintadas, tales como repisas de ventana o corralitos infantiles.
  • No permitir que los niñitos se lleven a la boca juguetes u otros objetos pintados.
  • Procurar que los niños jueguen en el césped y no en suelos de tierra, que puede contener plomo.
  • Lavar a menudo los biberones o mamaderas, los chupetes y los juguetes o animalitos de peluche con que juegan los niños.
  • Utilizar agua corriente fría para beber y cocinar, ya que siempre hay más probabilidad de contaminación por el plomo cuando se usa agua caliente del grifo.
  • Seguir un régimen dietético escaso en grasas y abundante en hierro y calcio.

Saturnismo o Plumbosis: Intoxicación, Sintomas, Prevención Reviewed by Conduce Tu Empresa on 8:00 a.m. Rating: 5

No hay comentarios.:

Todos los Derechos Reservados por Blog - Conduce Tu Empresa © 2014 - 2016
Siguenos en: Facebook | Siguenos en: Twitter

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.