Fibrilacion Ventricular | Causas, Sintomas, Tratamiento | Desfibrilador cardioversor

Una enfermedad ocupacional es aquella que ha sido adquirida en el puesto de trabajo, por cuenta ajena al propio trabajador y de la cual el empleador se debe responsabilizar. La neumoconiosis, la alveolitis alérgica, la fibrilación ventricular, la lumbalgia, la exposición a gérmenes patógenos, entre otros, son algunos ejemplos de enfermedades ocupacionales.

Por ejemplo, la fibrilación ventricular llevará a la muerte en cuestión de unos pocos minutos, a menos que se trate de manera rápida y eficaz. Conozcamos más de la Fibrilación ventricular.


¿Qué es Fibrilación Ventricular?

La fibrilación ventricular es un ritmo cardíaco muy anormal (arritmia) que es potencialmente mortal que ocurre cuando el corazón late con impulsos eléctricos rápidos y erráticos, esto hace que las cavidades de bombeo del corazón (los ventrículos) se agiten con pulsaciones ineficaces, en lugar de bombear sangre. A veces desencadenada por un ataque cardíaco.

La fibrilación ventricular hace que la presión arterial caiga rápidamente, lo que interrumpe el suministro de sangre a los órganos vitales. Además genera una contracción o temblor incontrolable de fibras musculares (fibrillas), cuando esto se da la sangre no se bombea desde el corazón, lo que da como resultado la muerte cardíaca súbita.

La fibrilación ventricular llevará a la muerte en cuestión de unos pocos minutos, a menos que se trate de manera rápida y eficaz. Aun así, la supervivencia a largo plazo para las personas que sufren un ataque de fibrilación ventricular fuera del hospital es baja. Las personas que han sobrevivido a la fibrilación ventricular pueden quedar en coma o tener daño a largo plazo.

Causas de la fibrilación ventricular

El corazón bombea sangre a los pulmones, el cerebro y otros órganos. Si los latidos cardíacos se interrumpen, puede llevar a un desmayo (síncope) o paro cardíaco. La causa más común de fibrilación ventricular es un ataque cardíaco; sin embargo, esta fibrilación puede ocurrir en cualquier momento en que el miocardio no reciba suficiente oxígeno por cualquier razón.
Las afecciones que pueden llevar que se presente la fibrilación ventricular son:
  • Accidentes por electrocución o lesión al corazón
  • Ataque cardíaco
  • Cardiopatía que está presente al nacer (congénita)
  • Enfermedades del miocardio, como las miocardiopatías
  • Cirugía del corazón
  • Muerte cardíaca súbita (conmoción cardíaca) que se presenta casi siempre en atletas que han tenido una lesión sobre la superficie del corazón

La mayoría de las personas que sufre de fibrilación ventricular no tiene antecedentes de cardiopatía; sin embargo, a menudo tienen factores de riesgo para enfermedad cardiovascular, tales como el tabaquismo, la hipertensión arterial y la diabetes.

¿Qué genera fibrilación ventricular?

No siempre se conoce la causa de la fibrilación ventricular. Lo más frecuente es un problema en los impulsos eléctricos que viajan a través del corazón después de un primer ataque cardíaco o problemas causados por una cicatriz en el tejido muscular del corazón por un ataque cardíaco anterior.

Algunos casos de fibrilación ventricular comienzan con un latido rápido del corazón llamado «taquicardia ventricular». Este latido rápido pero uniforme del corazón se origina por impulsos eléctricos anormales que comienzan en los ventrículos.

La mayoría de los casos de taquicardia ventricular ocurren en personas con un problema relacionado con el corazón, como cicatrices o lesiones por un ataque cardíaco. A veces la taquicardia ventricular puede durar menos de 30 segundos (no sostenida) y puede no provocar síntomas. Pero la taquicardia ventricular puede ser un signo de problemas de corazón más graves.

Si la taquicardia ventricular dura más de 30 segundos, suele provocar palpitaciones, mareos o desmayo. La taquicardia ventricular no tratada usualmente lleva a la fibrilación ventricular.

Síntomas de la fibrilación ventricular

Una persona que presenta un episodio de fibrilación ventricular puede súbitamente desmayarse o quedar inconsciente. Esto sucede debido a que el cerebro y los músculos no están recibiendo sangre desde el corazón.

Complicaciones: Los latidos del corazón rápidos y erráticos que provoca la afección ocasionan que el corazón deje abruptamente de bombear sangre al cuerpo. Cuanto más tiempo pasa el cuerpo sin irrigación sanguínea, mayor es el riesgo de lesiones en el cerebro y otros órganos. Puede producirse la muerte en cuestión de minutos.

La afección debe tratarse de inmediato con desfibrilación, que envía un choque eléctrico al corazón y restablece el ritmo cardíaco normal. La tasa de complicaciones a largo plazo y de muerte está directamente relacionada con la rapidez con la cual se recibe la desfibrilación.

Los siguientes síntomas pueden ocurrir en cuestión de minutos hasta una hora antes del desmayo:
  • Dolor torácico
  • Mareo
  • Náuseas
  • Latidos cardíacos rápidos
  • Dificultad para respirar 

Pruebas y Exámenes de descarte de fibrilación ventricular

Un monitor cardíaco mostrará un ritmo cardíaco muy desorganizado ("caótico"). Se harán exámenes para buscar la causa de la fibrilación ventricular.

La fibrilación ventricular, en la mayoría de los casos, se diagnostica en situaciones de emergencia. La interrupción de los latidos cardíacos durante sólo unos segundos lleva a desmayo (síncope) o paro cardíaco.


Tratamiento para la fibrilación ventricular

La fibrilación ventricular es una emergencia médica y debe tratarse inmediatamente para salvar la vida de la persona. Ante un caso de fibrilación ventricular, la atención inmediata pasa por realizar maniobras de reanimación cardiopulmonar y desfibrilación.

Si una persona que presenta un episodio de fibrilación ventricular se desmaya o queda inconsciente en su casa, llame al número local de emergencias, mientras se espera la ayuda, coloque la cabeza y el cuello de la persona en línea con el resto del cuerpo para ayudar a facilitar la respiración. Inicie la RCP realizando compresiones pectorales ("empuje fuerte y rápido"), continúe haciendo esto hasta que la persona recupere su lucidez mental o la ayuda llegue.

Cuando la fibrilación ventricular se produce a las pocas horas de un infarto y la persona no se encuentra en estado de shock ni tiene insuficiencia cardíaca, la cardioversión inmediata tiene éxito en el 95 por ciento de los casos y el pronóstico es bueno. El shock y la insuficiencia cardíaca son indicadores de la existencia de lesiones graves en los ventrículos; cuando están presentes, incluso la cardioversión inmediata tiene sólo un porcentaje de éxito del 30 por ciento, y el 70 por ciento de estos supervivientes de la reanimación fallece después.

La fibrilación ventricular se trata aplicando un electrochoque rápido a través del pecho. Esto se hace con un dispositivo llamado desfibrilador externo. El electrochoque puede restablecer inmediatamente el latido cardíaco a un ritmo normal y debe hacerse lo más rápido posible. Muchos lugares públicos ahora tienen estos aparatos. Se pueden administrar medicamentos para controlar el latido cardíaco y la actividad del corazón.

¿Qué es un desfibrilador cardioversor implantable (DCI)?

Un desfibrilador cardioversor implantable (DCI) es un dispositivo que se puede implantar en la pared torácica de personas que estén en riesgo de este serio trastorno del ritmo cardíaco. El DCI detecta el ritmo cardíaco peligroso y envía rápidamente una descarga para corregirlo. Es una buena idea que los miembros de la familia y amigos de personas que hayan tenido fibrilación ventricular y cardiopatía tomen un curso en reanimación cardiopulmonar (RCP).

Prevención para la fibrilación ventricular

Si tienes un familiar de primer grado (uno de tus padres, hermanos o hijos) con una enfermedad cardíaca hereditaria (enfermedad cardíaca congénita), consulta con tu médico sobre los análisis para la detección genética. La identificación precoz de un problema de corazón hereditario puede guiar el cuidado preventivo y disminuir el riesgo de complicaciones.
DEJANOS UN COMENTARIO ()