Etapas del Ciclo de vida del producto | Introduccion, Crecimiento, Madurez y Declive

El Ciclo de Vida de un producto es un modelo de análisis de la tendencia de evolución de las ventas desde su lanzamiento en el mercado hasta su retirada del mismo, que determina y define un conjunto de etapas consecutivas con características concretas, las cuales permiten analizar los distintos condicionantes presentes a lo largo del periodo en el cual el producto permanece activo en el mercado.
El ciclo de vida del producto es una de las herramientas que se utilizan para seleccionar estrategias. En esencia, dicho ciclo es la idea de que los productos nacen, maduran y eventualmente mueren. De acuerdo con Murdick et al. (2001), el Ciclo de Vida de un Producto se puede dividir en las siguientes fases: Introducción, Crecimiento, Madurez y Declive.

1) Introducción

Es el momento en el que nace el producto y se introduce en el mercado. En esta etapa, los consumidores o compradores potenciales no conocen el producto, incluso puede que no exista una necesidad específica ni una demanda que justifique su aparición.

En consecuencia, las ventas son bajas y avanzan lentamente gracias a los compradores más predispuestos a las innovaciones. Para potenciar la introducción del producto es necesario invertir en promoción, especialmente la dirigida al nicho de mercado que puede ser más receptivo.

Características de la etapa de Introducción

Las ventas son bajas, prácticamente beneficios inexistentes

Existen ventas impulso, las cuales desean probar el producto

No existe competencia directa

Los precios suelen ser altos en esta etapa, debido a que existe poca oferta

Los gastos en marketing son altos (promoción, publicidad y distribución)

La duración de la fase dependerá de la complejidad e innovación del producto

2) Crecimiento

La característica principal de esta fase es el aumento de las ventas. A medida que el producto se va conociendo, aumenta el interés de los consumidores y, a la par, los beneficios. Para consolidar este crecimiento, la empresa debe aumentar la producción para satisfacer la demanda.

En esta etapa, también llamada de despegue, puede aparecer algún producto competidor, así que es importante diversificar la oferta con variantes y modelos complementarios al original. La promoción debe hacerse más general.

Características de la etapa Crecimiento

• Las ventas aumentan con rapidez

Se da la compra por repetición de aquellos que probaron tu producto

Las utilidades aumentan, a medida que los costos unitarios de fabricación disminuyen

Aparecen los primeros competidores al mercado atraídos por la oportunidad de negocio

Los precios declinan de manera gradual como un esfuerzo de las empresas por incrementar las ventas y su participación en el mercado

La promoción tiene el objetivo de persuadir para lograr la preferencia por la marca

3) Madurez

Es la etapa en la que se alcanza el máximo de producción y de ventas. Poco a poco estas ventas se ralentizan, pero el producto ya está consolidado en el mercado y los beneficios son altos. Sin embargo, en algunos casos se tendrán que reducir los costes para lograr los mismos beneficios. La promoción debe centrarse en mantener la atención del mercado con el fin de alcanzar las ventas previstas.

En esta etapa se producen picos de subidas y bajadas de las ventas, debido a los intentos de la empresa por conservar la cuota de mercado. Esto es la consecuencia de que es la etapa en la que más estrategias se ponen en marcha para que el producto siga vivo en la mente del consumidor.

Características de la fase

La velocidad de crecimiento de ventas se reduce, estabilizándose a un nivel más constante

El producto ha llegado ganarse una clientela leal que continua comprándolo

La Madurez suele ser la fase más larga del ciclo de vida

Existe una intensa competencia de precios

Existe una fuerte promoción (cuyo objetivo es persuadir) que pretende destacar las diferencias y beneficios de la marca

Los competidores más débiles comienzan a dejar el mercado

4) Declive

Es la última estapa del ciclo de vida porque el producto pierde su atractivo para los compradores y las ventas caen en picado. Puede darse el caso de que el mercado esté saturado. Otras situaciones tienen relación con la rentabilidad; si la empresa no logra reducir los costes y los beneficios decrecen, llegará un momento en el que ya no será rentable producirlo.

Durante la etapa de declive se pueden utilizar estrategias de precios antes de abandonar el producto. Es el momento de las ofertas y descuentos. En este mismo sentido, se debe orientar la estrategia publicitaria a comunicar esas oportunidades de conseguir el producto a menor precio.

Características de la fase

Las ventas disminuyen y los beneficios tienden a desaparecer

La competencia va bajando en intensidad debido a que el número de competidores va decreciendo

Se producen recortes en las líneas de productos existentes mediante la discontinuación de presentaciones

Los precios se estabilizan a niveles bajos. Sin embargo, puede haber un pequeño aumento de precios si existen pocos competidores (los últimos en salir)

La promoción se reduce al mínimo, tan solo para reforzar la imagen de marca o para recordar la existencia del producto

Los clientes que compran en esta etapa, son los rezagados
DEJANOS UN COMENTARIO ()