Max Weber y la Administración burocracia | Formalidad, Impersonalidad y Profesionalismo


Uno de los principales científicos que estudiaron las organizaciones fue Max Weber (1864-1920). Según Weber, las organizaciones formales modernas se basan en leyes que las personas aceptan por considerarlas racionales; es decir, por estar definidas en función del interés de las propias personas y no para satisfacer los caprichos arbitrarios de un dirigente. También se acepta que algunas personas representen la autoridad de la ley: agentes de tránsito, jueces, alcaldes y gerentes.

La autoridad es la contrapartida de la responsabilidad que tienen de velar por el cumplimiento de la ley. A las leyes, formalmente definidas, y a las personas que las representan, quienes actúan dentro de una jurisdicción, se les debe obediencia. Cualquier sociedad, organización o grupo que se base en leyes racionales es una burocracia.
[post_ad]
Las organizaciones formales, o burocráticas, presentan tres características principales que las distinguen de los grupos informales:

* Formalidad, 
* Impersonalidad y
* Profesionalismo.

Esas características forman el llamado tipo ideal de burocracia, creado por Max Weber. El tipo ideal es un modelo abstracto que intenta retratar los elementos que constituyen cualquier organización formal del mundo real.

FORMALIDAD

Formalidad significa que las organizaciones se constituyen con base en normas y reglamentos explícitos, llamados leyes, que estipulan los derechos y deberes de los participantes. Piense en la organización formal en la que usted trabaja o en el gobierno de su país. Su comportamiento como ciudadano, o como empleado, es el comportamiento de las autoridades públicas o de sus empleadores, que está subordinado a las normas racionales. Tal comportamiento no depende de los caprichos personales de los administradores, pues lo que cada uno puede y debe hacer está establecido en las leyes. Éstas crean figuras de autoridad, que tienen el derecho de emitir órdenes.

La violación de las leyes constituye una conducta susceptible de castigo, el cual también está previsto y reglamentado. Las figuras de autoridad son responsables del cumplimiento de las leyes, a las cuales también están sujetas. En la burocracia, el comportamiento siempre está regulado en forma explícita,
lo que constituye una de sus grandes ventajas: todos son iguales frente a la ley.
[post_ad2]

IMPERSONALIDAD

Impersonalidad significa que, en una burocracia, ninguna persona es empleada de otra ni está sometida a ella. Las relaciones entre los individuos que integran las organizaciones burocráticas están gobernadas por los cargos que éstos ocupan, y por los derechos y deberes que dichos cargos invisten. 

La persona que ocupa un cargo investido de autoridad es un superior y se encuentra subordinado a una legislación que define los límites de sus poderes; está autorizado a dar órdenes y se le debe obedecer. Sus funcionarios no le deben obediencia a su persona, sino al cargo que ocupa. En el tipo ideal de burocracia, lo que cuenta es el cargo y no la persona. Las organizaciones formales son impersonales.
[post_ad3]

PROFESIONALISMO

Profesionalismo significa que, en forma general, los cargos de una burocracia ofrecen a quienes los ocupan una carrera profesional y medios de vida. El burócrata es un funcionario que hace de su cargo un medio de vida y que recibe un salario regular a cambio de sus servicios.

Por lo común, el hecho de haber sido elegido para ocupar el puesto se debe a sus calificaciones, que se van perfeccionando mediante la capacitación especializada. La participación en las burocracias tiene carácter ocupacional. Las organizaciones formales son sistemas de trabajo que ofrecen a sus integrantes medios de subsistencia.

DEJANOS UN COMENTARIO ()