Organizacion por Unidad de Negocio | Definición, Aplicacion y Caracteristicas

Conforme las organizaciones crecen, sus negocios tienden a diversificarse, aumentando así la necesidad de descentralizar las actividades y la autoridad. Cuando eso ocurre, algunas empresas adoptan el modelo de las unidades de negocios, o unidades estratégicas de negocios.

El concepto de Unidad de Negocio (SBU - Strategic Business Units)se origina en 1973, cuando General Electric implementa este tipo de organización, con el fin de facilitar su proceso de planificación estratégica debido a su alta complejidad y diversidad de productos dirigidos a varios mercados.

1) ¿Qué es la Unidad de Negocios?

Dentro de una empresa, es una unidad empresarial diseñada para fabricar y comercializar uno o más productos relacionados, dirigidos a mercados muy específicos que requieren una oferta de productos muy delimitados, tal como si fuera un área especialista para esos mercados y productos.

Al frente de una Unidad de Negocio hay un directivo que tiene la responsabilidad de integrar todas las funciones propias del mercado al cual va dirigido y de los productos con los cuales va a ingresar, mediante una estrategia, para atraer a un público objetivo y para competir con uno o varios rivales identificables.

2) Aplicaciones del Modelo de Unidades de Negocio

Las unidades de negocios se vuelven necesarias cuando la organización:

• Empieza a actuar en diversos territorios distantes y diferentes entre sí.

• Atiende mercados muy diferentes entre sí, cada uno de los cuales tiene necesidades muy particulares.

• Trabaja con líneas de productos y servicios muy diferentes entre sí.

• Se desarrolla en un entorno competitivo específico que requiere de competencias diferentes.

3) Características de las Unidades de Negocio

Una unidad de negocios es un departamento responsable de un área geográfica, mercado o producto, cuyo gerente se subordina directamente al administrador principal.

• Como existen varios grados de descentralización, hay diversas modalidades de estructuras de unidades de negocios. Cuando la descentralización es extrema, la unidad de negocios es totalmente responsable de sus resultados y dispone de los recursos que le posibilitan una autonomía total. Es el caso en que cada unidad de negocios es una compañía autónoma, subordinada a una empresa tenedora (empresa propietaria de otras empresas). Cuando existe una descentralización moderada, las unidades de negocios son divisiones de una misma firma (llamada también empresa divisionalizada).

• La organización estructurada en unidades de negocios tiene un grupo de servicios centralizados, llamados servicios corporativos (o áreas corporativas). La cantidad y la naturaleza de los servicios descentralizados dependen del grado de descentralización de toda la estructura.

• La estructura de las unidades de negocios ofrece la gran ventaja de concentrar recursos especializados (en productos o áreas geográficas) para posibilitar el aprovechamiento de muchas oportunidades diferentes. Cuanto más se diversifica la empresa al entrar en mercados distintos, más atractiva se vuelve la estructura de las unidades de negocios. Sin embargo, ese tipo de estructura puede ser dañina, pues existe la tendencia a duplicar recursos en las diferentes unidades. Además, la organización podría intentar entrar en negocios simplemente para aprovechar oportunidades, aún cuando éstas estén lejos de los objetivos originales de las unidades.

4) Los precios de transferencia

El establecimiento del modelo de organización por Unidad de Negocio trae consigo la necesaria definición de precios de transferencia por la prestación de servicios comunes o compartidos y aún por la prestación de servicios entre las mismas Unidades de Negocio.

Además, frecuentemente se requieren modelos más elaborados de asignación de capital a la Unidades de Negocio para poder medir su contribución al valor agregado. La idea es medir las Unidad de Negocios de negocios, las de soporte, los servicios compartidos y las facturaciones cruzadas, hasta tener un cabal conocimiento de la contribución real de cada Unidad de Negocio a la compañía y de esta como un todo.

5) Problemas de la Organización por Unidades de Negocio

La existencia de las unidades de negocio genera una serie de problemas a la empresa que ésta tendrá que resolver con éxito. 

- Respecto a la creación o constitución de las unidades de negocio: para decidir el número apropiado de unidades de negocio en que se ha de estructurar la empresa, se deberá realizar una segmentación estratégica en función de una serie de criterios. En todo caso, se deberá seguir la regla: ni un número demasiado alto que genere una estructura organizativa demasiado compleja y que impida la obtención de sinergias entre ellas, ni un número demasiado pequeño que no permita reflejar la diversidad de negocios que posee la empresa.

- Respecto a la relación de la unidades de negocio con la empresa: la autonomía de las unidades de negocio no se puede convertir en independencia, de manera que su gestión tiene que estar supeditada al control de la empresa (sede u oficina central). La unidades de negocio solamente tomará decisiones que le afecten exclusivamente a ella.

- Respecto a la relación de la unidades de negocio con el resto de unidades de negocio: una de las principales críticas que se ha realizado sobre las unidades estratégicas de negocio en la empresa es que puede llevar a la descoordinación e, incluso, a la competencia caníbal (canibalización) entre ellas. Para evitar este peligro, la empresa ha de dotarse de los mecanismos de coordinación adecuados para favorecer las interrelaciones entre las unidades de negocio e, incluso, la obtención de sinergias y de economías de alcance. Además, habrá que evitar que, entre las competencias de unas unidades de negocio y otras, no queden competencias por asignar, de manera que la empresa esté desaprovechando determinadas oportunidades de negocio.
DEJANOS UN COMENTARIO ()