Etapas y mecanismos de socialización | Sociología de las organizaciones

Socialización es el proceso por medio del cual los individuos aprenden y adquieren la cultura de una organización u ocupación. Los recién llegados son aculturados cuando aprenden a comportarse según las normas de la organización ya existente. Muchas veces sucede lo contrario: transmiten sus hábitos y valores a los integrantes del grupo.

MECANISMOS DE SOCIALIZACIÓN

La socialización ocurre básicamente por un proceso de adquisición de comportamientos o reglas de conducta, asociados a los papeles que las personas desempeñan en las organizaciones. Estos papeles, a su vez, se asocian a los cargos o funciones de las personas. En las organizaciones y en la sociedad, cada individuo asume diferentes funciones y desempeña distintos papeles; por ejemplo, el de tomar decisiones y el de ser líder se relacionan con el cargo de gerente; el papel del jefe de la familia, que antiguamente se asociaba con el padre, se divide hoy en día entre el padre y la madre.

Los comportamientos o reglas de conducta se comunican a los recién llegados por diferentes medios. Por ejemplo:

• Descripciones de cargos, manuales, políticas organizacionales y otros recursos de la organización formal.
• Orientación por parte de los veteranos.
• Ceremonias de iniciación, como las semanas de integración de los novatos.

ETAPAS DE SOCIALIZACIÓN

El proceso de socialización pasa por tres etapas principales:

I. Expectativa y preparación.

La adquisición de los comportamientos o reglas de conducta de una cultura es un proceso que comienza antes del ingreso en la organización o grupo. Suponga que usted pretende tener una profesión, trabajar en una organización o presentarse a un concurso público. Quizá posea una imagen que construyó con base en información proporcionada por personas que tienen esa profesión o trabajan en esa organización. Es posible que conozca a alguien que ya pasó por el proceso selectivo de la compañía e intercambie ideas con otros candidatos. Muchas empresas, en sus procesos de reclutamiento, intentan dejar en claro cuáles son las reglas que deben aceptar los interesados.

II. Ingreso.

En el momento en que ingresa a la organización, la persona empieza a pasar por diferentes procesos formales e informales de aprendizaje de comportamientos. Por medio de la orientación de los veteranos, la capacitación, la observación y el estudio de los manuales, el recién llegado aprende el lenguaje, las reglas, los cargos, la manera en que debe relacionarse con los colegas y todos los demás comportamientos de los papeles a desempeñar. Es el momento en que comienza a compararse con el comportamiento que exige la organización.

III. Ajuste e integración.

En la fase de ajuste e integración, los recién llegados adquieren el comportamiento esperado y empiezan a ser considerados miembros de la organización. Al mismo tiempo, dependiendo de su cantidad, de su propia integración y de la atracción que su cultura ejerza sobre los veteranos, los recién llegados hacen también ajustes en la cultura existente.


SINGULARIDAD Y DIVERSIDAD CULTURAL

A pesar de haber dos problemas básicos por resolver: convivencia y adaptación al mundo exterior, los patrones culturales varían de una sociedad a otra porque los recursos utilizados y las experiencias son diferentes. Imagine a millones de personas resolviendo problemas de ocupación de espacio en Japón y Brasil. Aproximadamente la misma población, en espacios diferentes por completo. Ahora imagine a algunos miles de personas hace 500 años, y a millones hoy en día, en Brasil, resolviendo problemas de uso de recursos. En un momento, abundancia; en otro, escasez.

La variación en las formas de resolver los problemas de convivencia y adaptación al mundo exterior genera la diversidad cultural. La manera específica en que cada grupo, organización y comunidad resuelve sus conflictos genera la singularidad cultural.

DIVERSIDAD

Todos los pueblos y sociedades enfrentan los mismos tipos de problemas, pero con recursos y enfoques diferentes. De este modo, las organizaciones formadas dentro de una misma sociedad tienden a ser similares entre ellas, porque son microcosmos de la misma.

Sin embargo, muchas sociedades, formadas por pueblos distintos o por una intensa inmigración, se convirtieron en sociedades multiculturales. En la actualidad, innumerables organizaciones operan en muchos países. Por eso, la administración moderna da gran importancia al entendimiento de las culturas nacionales y de las diferencias entre ellas. Es muy probable que las organizaciones multinacionales en diversos países presenten atributos similares como estructura, tecnología y jerarquías.

También es cierto que siguen existiendo diferencias fundamentales entre países. Todas las organizaciones dentro de un mismo ramo de negocios tienden a mostrar similitudes, pero son distintas a las organizaciones de otros ramos. Todo eso crea una enorme variedad cultural y de culturas organizacionales.

SINGULARIDAD

La singularidad cultural se manifiesta no sólo en las especificidades de cada organización, sino también dentro de cada grupo y profesión. Las sucursales de un banco tienen sus propios patrones culturales, que difieren de los de la administración central. Eso hace que cada empresa sea una constelación de culturas, que pueden integrarse o vivir en conflicto.

Además, los diferentes grupos profesionales de cada organización comparten valores y hábitos con sus colegas de otras organizaciones y sociedades. Es probable que los contadores de un banco en Brasil compartan valores y tecnologías con los contadores de bancos de otros países, a pesar de las singularidades de las culturas nacionales y organizacionales. La razón es siempre la misma: cada grupo profesional resuelve problemas muy típicos, lo que los hace desarrollar sus propias costumbres y valores.

En resumen: al entender cómo piensan los diferentes grupos de profesionales, usted será capaz de analizar su propio comportamiento y convivir de manera más productiva con los demás. Conocer su cultura es el primer paso para lidiar productivamente con las personas de culturas distintas: sociales, organizacionales, departamentales o profesionales. El entendimiento de las diferencias culturales evita el riesgo de caer en el etnocentrismo: la suposición de que una cultura es superior a otra.
DEJANOS UN COMENTARIO ()