Indicadores de cultura - KPI | Estudio de la cultura organizacional

Las culturas se estudian y contrastan por medio de indicadores, como la importancia que se otorga a la jerarquía o al papel de jefe en el proceso de decisión. A un indicador también se le conoce como atributo o dimensión de la cultura organizacional. Con base en esa idea, usted puede construir las siguientes escalas o reglas para analizar dicha cultura:

A continuación se presentan algunos de los indicadores más comunes en el estudio de la cultura organizacional.

DISTANCIA DEL PODER

Es un indicador que se utiliza para evaluar la manera en que las personas ejercen la autoridad y las diferencias de estatus. En las culturas con una elevada distancia del poder, existe un gran respeto por la autoridad. En las culturas con poca distancia del poder ocurre lo inverso.

LENGUAJE

Este indicador divide las culturas en dos tipos básicos. Las culturas de alto contexto se basan en la confianza personal y en la palabra hablada. Dan gran importancia a las relaciones sociales y a la convivencia humana, para que las personas se conozcan y se evalúen. Por el contrario, las culturas de bajo contexto dan más valor a la palabra escrita y a la formalidad. Están orientadas a la eficiencia y entienden la convivencia social como pérdida de tiempo.

RELACIONES HUMANAS

Se utilizan diversos indicadores específicos para analizar y evaluar las relaciones humanas en la organización. Por ejemplo:

• Individualismo contra colectivismo. En la organización, ¿son más importantes la responsabilidad y la libertad a nivel individual o grupal? ¿Es más importante el consenso o la autoridad individual?

• Ser contra tener. Las culturas del “ser” valoran las relaciones personales y la efectividad; las culturas del “tener” valoran la realización individual y el materialismo. En otras palabras, es lo mismo que cultura relacional contra cultura profesional; o cultura femenina (ser) contra cultura masculina (tener).


ACTITUDES RELACIONADAS CON EL FUTURO

La actitud proactiva (característica de la cultura orientada al largo plazo) está representada por las fuerzas que desean e impulsan los cambios en los objetivos y en la movilización de los recursos. Es la actitud de los administradores que procesan de manera positiva la retroalimentación que proviene del ambiente y del centro de la propia empresa. Esa información, cuando se usa en forma proactiva, provoca cambios que permiten a la organización alterar de manera dinámica sus sistemas internos y sus relaciones con el ambiente.

La actitud reactiva (característica de la cultura orientada al corto plazo) está representada por las fuerzas que desean la estabilidad, el mantenimiento del status quo. Es la actitud de los administradores que procesan de manera positiva la retroalimentación proveniente del ambiente y de dentro de la propia empresa. Esa información no es capaz de provocar ningún cambio, ya sea en torno de la forma en que la organización trata sus recursos o en la manera en que se relaciona con el ambiente.

UNIVERSALISMO CONTRA PARTICULARISMO

Este indicador mide hasta qué punto las reglas son inflexibles y permanentes o pueden modificarse para ajustarse a situaciones particulares. Cuando las normas se aplican a todos, la cultura es universalista. Cuando existen dos pesos y dos medidas, la cultura es particularista.

ORIENTACIÓN HACIA EL AMBIENTE

Las culturas organizacionales adaptativas (orientadas hacia fuera) se preocupan seriamente por los clientes, accionistas y empleados. En las culturas organizacionales no adaptativas (orientadas hacia dentro), la administración se preocupa sobre todo por ella misma, o por algún producto o tecnología más familiar. Las ideas son similares a las descritas en el indicador de las actitudes en relación con el futuro.

PROPENSIÓN AL RIESGO

Las culturas orientadas hacia la certidumbre (con poca tolerancia a la ambigüedad) hacen que las personas prefieran la adaptación, la rutina y las situaciones estructuradas. Las culturas orientadas hacia la incertidumbre (con tolerancia a la ambigüedad) hacen que se prefiera el riesgo frente a situaciones de resultados dudosos.

MECANICISMO Y ORGANICISMO

Las oficinas públicas y la milicia son organizaciones que se parecen a las máquinas: todo el día funcionan de la misma forma, siguiendo reglas. En cambio, las empresas familiares y los centros académicos no siguen reglas y se parecen a los organismos vivos. La distinción entre máquinas (modelo mecanicista) y organismos vivos (modelo orgánico) se utiliza en gran medida para el estudio de las culturas.

Reflexionar sobre la cultura es una forma importante de entender el comportamiento de las personas dentro de la organización y la manera en que se relacionan con el ambiente externo.
DEJANOS UN COMENTARIO ()