Tipos de inflacion: Moderada - Galopante - Hiperinflacion | Medidas ante la inflacion

La inflación es el aumento generalizado y sostenido de los precios de bienes y servicios en un país. Para medir el crecimiento de la inflación se utilizan indices, que reflejan el crecimiento porcentual de una canasta de bienes ponderada.

La inflación esta clasificada en tres tipos: Inflación Moderada, Inflación Galopante e Hiperinflación, estos esta clasificados según el nivel en que afecta a un país. Este tipo de clasificación ayuda a comprender las características y los métodos adecuados para combatirlo.

Tipos de inflación

1. Inflación moderada:

La inflacion moderada se da cuando los precios suben de forma gradual. Se caracteriza por la lentitud y estabilidad en el incremento de los precios. Cuando existe una inflación moderada las personas tienden a comprometer su capital a través de contratos a largo plazo, ya que confían en que su dinero valdrá lo mismo tanto dentro de un mes como en un año.

En sí, las personas están dispuestas a comprometerse con su dinero en contratos a largo plazo, porque piensan que el nivel de precios no se alejará lo suficiente del valor de un bien que puedan vender o comprar. Las tasas anuales de inflación no deben superar el dígito único  para que se consideren moderadas.

2. Inflación galopante:

La inflacion galopante se da cuando los precios aumentan las tasas de inflación de dos o tres dígitos, en el transcurso de un año.

Esta situación viene acompañada de una serie de cambios de carácter económico: los contratos se realizan utilizando una moneda extranjera, dotada de mayor estabilidad (como por ejemplo el dólar o el euro) y los individuos intentan utilizar sólo el dinero necesario y suficiente, ya que éste pierde su valor de manera muy abrupta.

3. Hiperinflación:

La Hiperinflacion se da cuando los precios pueden alcanzar el 100% anual, ello supone una grave crisis económica que provoca que el dinero de un país pierda su valor. Es decir, consiste en un incremento anormal y exagerado en las tasas de inflación, que puede alcanzar un 1000% en el transcurso de un año. Es propia de las crisis económicas, y se caracteriza por una pérdida del valor del dinero, disminución del poder adquisitivo, y porque las personas intentan gastar su capital lo mas rápido posible, antes de que éste carezca de valor.

La hiperinflación se encuentra generalmente asociada con el papel moneda porque los medios para aumentar el suministro de papel moneda es el más simple: añadir más ceros a las placas e imprimir, o incluso estampar viejos billetes con nuevos números. Ha habido numerosos episodios de hiperinflación, seguidos de un regreso a la moneda dura. Algunas economías en el pasado revertían a moneda dura y al trueque cuando el medio en circulación se devaluaba en exceso, generalmente después de una retirada precipitada del depósito del valor.

Grados de inflación

1. Acumulativa: Este grado ocurre cuando el precio de los bienes y servicios aumenta y, a la par, sus costes.
2. Imprevista: Este grado no se puede prever, ya que puede ser debida a problemas externos, como la caída de una moneda extranjera.
3. Anticipada: Este estado puede prever, ya que se ve reflejada en el mercado de capitales.
4. Galopante: Este estado ocurre cuando hay un aumento de precios, esto se ve reflejado en un aumento de salarios y, a la vez, el aumento de gastos, provocando así un alza de precios.

Medidas contra la inflación 

Las medidas que se pueden adoptar para paliar la inflación van encaminadas, fundamentalmente, a frenar el consumo como forma de recuperar el valor que ha perdido el dinero.

Según los señalan los economistas, las más importantes son las siguientes:

  • Aumentar los tipos de interés, de esta manera se reduce el crédito y se ven mermadas las posibilidades de realizar gastos e inversiones.
  • Reducir la masa monetaria, porque al haber menos moneda en circulación (menos oferta de dinero) aumenta su valor.
  • Subir los impuestos: también implica que quede menos dinero disponible tanto para las empresas como para los particulares, lo cual hará que baje el consumo.
  • Disminución del gasto público: si la administración “gasta” menos contribuye a la disminución de demanda de bienes y servicios. La disminución de la demanda hará que los precios bajen.
DEJANOS UN COMENTARIO ()