¿Que es un Activo a largo plazo no circulante? | Contabilidad para Activos

Los activos a largo plazo no circulante son recursos que se utilizan para generar ingresos de operación (o reducir los costos de operación) durante más de un periodo. Los tipos más comunes de activos a largo plazo son los activos tangibles fijos como inmuebles, planta y equipo.

Los activos a largo plazo también incluyen activos intangibles, como patentes, marcas registradas, copyright y crédito comercial. Esta sección examina los aspectos conceptuales correspondientes a los activos a largo plazo. Después se estudian por separado los aspectos contables y del análisis relacionados con los activos tangibles y los recursos naturales, los activos intangibles y los activos no registrados.

1) Contabilidad para activos a largo plazo no circulante

El proceso de la contabilidad de activos a largo plazo implica tres actividades distintas: capitalización, asignación y afectación.

• Capitalización es el proceso de diferir un costo en el cual se ha incurrido en el periodo actual, pero cuyos beneficios se espera que se extiendan a uno o más periodos futuros. La capitalización es lo que crea una cuenta de activos.

• Asignación es el proceso de desembolsar periódicamente un costo diferido (activo) en uno o más periodos de beneficio esperado futuros. Este proceso de asignación se llama depreciación en el caso de los activos tangibles, amortización en el de los activos intangibles y agotamiento en el caso de los recursos naturales. 

• Afectación es el proceso de rebajar el valor en libros del activo cuando sus flujos de efectivo esperados ya no son suficientes para recuperar el costo restante registrado en el balance.

Esta sección estudia cada una de estas tres actividades contables.

a) Capitalización

Un activo a largo plazo se crea mediante el proceso de capitalización. Capitalización significa incluir el activo en el balance en lugar de desembolsar inmediatamente su costo en la declaración de ingresos. En el caso de los activos concretos, como inmuebles, planta y equipo, este proceso es relativamente sencillo; el activo se registra a su precio de compra.

En el caso de los activos abstractos, como investigación y desarrollo, publicidad y costos de salarios, la capitalización es más problemática. Aun cuando todos estos costos supuestamente producen beneficios futuros y, por consiguiente, pasan la prueba para registrarse como un activo, ni la cantidad de los beneficios futuros, ni su vida útil, se pueden medir de manera confiable. En consecuencia, los costos para los activos abstractos generados internamente, se desembolsan de inmediato y no se registran en el balance.

Un área que ha sido particularmente difícil para la profesión contable ha sido la capitalización de los costos de desarrollo del software. Los GAAP distinguen entre dos tipos de costos: el costo del software creado para utilizarse internamente y el costo del software que se produce para su venta o arrendamiento. El costo del software de computadoras pensado para su utilización interna se debe capitalizar y amortizar a lo largo de su vida útil esperada.

Un factor importante relacionado con la determinación de la vida útil del software es la obsolescencia esperada. El software que se crea para su venta o arrendamiento a otros se capitaliza y amortiza sólo después de que ha llegado a su factibilidad tecnológica. Antes de esa etapa del desarrollo, se considera que el software es investigación y desarrollo y se desembolsa conforme a eso.

b) Asignación

Asignación es la asignación periódica del costo de los activos a gastos a lo largo de su vida útil esperada (periodo de beneficio). La asignación de costos se conoce como depreciación cuando se aplica a activos tangibles fijos, amortización cuando corresponde a activos intangibles y agotamiento cuando se aplica a recursos naturales. Cada uno de estos términos se refiere a la asignación de costos.

Es necesario recordar que la asignación de costos es un proceso para igualar el costo del activo con sus beneficios, no es un proceso de valuación. El valor de traslado del activo (valor capitalizado menos asignación de costo acumulativa) no necesita reflejar el valor justo.

Tres factores determinan la cantidad de la asignación de costos, vida útil, valor de rescate y método de asignación. Más adelante se estudian estos factores. Sin embargo, cada uno de ellos requiere estimados −estimados que implican la discreción administrativa—. El análisis debe considerar los efectos de estos estimados sobre los estados financieros, en especial cuando los estimados cambian.

c) Afectación

Cuando los flujos de efectivo esperados (no descontados) son menores que el valor de traslado del activo (costo menos depreciación acumulada), se considera que el activo está afectado y se rebaja a su valor de mercado justo (la cantidad descontada de flujos de efectivo esperados).

El efecto es reducir el valor de traslado del activo en el balance y reducir la rentabilidad en una cantidad igual. De esta manera, el valor justo del activo se convierte en el nuevo costo y se deprecia a lo largo de su vida útil restante. No se actualiza si los flujos de efectivo esperados mejoran más adelante. Desde la perspectiva del análisis, de la afectación del activo surgen dos distorsiones:

1. Las predisposiciones conservadoras distorsionan la valuación del activo a largo plazo debido a que los activos se rebajan, pero no se actualizan.

2. Los efectos transitorios grandes del reconocimiento de las afectaciones de activos distorsionan la utilidad neta.

Obsérvese que la afectación del activo todavía es un proceso de asignación, no un paso hacia la valuación. Es decir, una afectación de activos se registra cuando las expectativas de la administración acerca de los futuros flujos de entrada de efectivo del activo son inferiores al valor de traslado. Esto produce una rebaja inmediata, debido al deseo de igualar mejor las asignaciones de costos futuros con los beneficios futuros.

2) Capitalización contra desembolsos

La capitalización es una parte importante de la contabilidad. Afecta tanto a los estados financieros como a las razones de éstos. También contribuye a la superioridad de las ganancias sobre el flujo de efectivo como una medida del desempeño financiero. Esta sección examina los efectos de la capitalización (y la asignación subsiguiente) en comparación con el desembolso inmediato para la medición del ingreso y el cálculo de la razón.

a) Efectos de la capitalización sobre el ingreso

La capitalización tiene dos efectos sobre el ingreso.

En primer lugar, pospone el reconocimiento del gasto en la declaración de ingresos. Esto significa que la capitalización produce un ingreso más elevado en el periodo de adquisición, pero un ingreso más bajo en los periodos subsiguientes en comparación con el desembolso de los costos.

En segundo, la capitalización produce una serie de ingresos más pareja. ¿Por qué el desembolso inmediato produce una serie volátil de ingresos? La respuesta es que la volatilidad se origina debido a que los gastos de capital a menudo son “desproporcionados” mientras que los ingresos provenientes de esos gastos se ganan continuamente a lo largo del tiempo.

En contraste, la asignación del costo del activo a lo largo de los periodos de beneficio produce una cifra de ingreso acumulativo, que es una medida más estable y significativa del desempeño de la compañía.

b) Efectos de la capitalización para el rendimiento sobre la inversión

La capitalización disminuye la volatilidad en las medidas del ingreso y, de manera similar, las razones del rendimiento sobre la inversión. Afecta tanto al numerador (ingreso) como al denominador (bases de la inversión) de las razones del rendimiento sobre la inversión.

En contraste, el desembolso de costos del activo produce una base de inversión más baja e incrementa la volatilidad del ingreso. Esta mayor volatilidad del numerador (ingreso) es aumentada por el denominador más pequeño (base de la inversión), lo que resulta en una mayor volatilidad y razones de rendimiento menos útiles. El desembolso también introduce un sesgo en las medidas del ingreso, debido a que el ingreso se subestima en el año de la adquisición y se sobrestima en los años subsiguientes.

c) Efectos de la capitalización sobre las razones de solvencia

Conforme al desembolso inmediato de los costos, las razones de solvencia, como deuda a capital, se reflejan en una forma más deficiente de lo garantizado sobre una compañía. Esto ocurre debido a que el desembolso inmediato de los costos subestima el capital en el caso de las compañías con activos productivos.

d) Efectos de la capitalización sobre los flujos de efectivo de la operación

Cuando los costos de los activos se desembolsan de inmediato, se registran como flujos de salida de efectivo de la operación. En contraste, cuando los costos de los activos se capitalizan, se asientan como flujos de salida en efectivo de la inversión.

Esto significa que el desembolso inmediato de los costos del activo sobrestima los flujos de salida de efectivo de la operación y subestima los flujos de salida de efectivo de la inversión a la vez en el año de la adquisición, en comparación con la capitalización de los costos.
DEJANOS UN COMENTARIO ()