Reconocimiento de ingreso y ganancia | Análisis financiero en una compañia

Los ingresos se definen en la práctica como “flujo de entrada u otros mejoramientos de activos de una entidad o liquidaciones de sus pasivos” resultantes de las “operaciones principales o centrales continuas” de una compañía.

Las ganancias, por otra parte, son incrementos en los activos netos (capital) resultantes de las “operaciones periféricas o incidentales” de una compañía. La distinción entre ingresos y ganancias depende de las actividades de negocios usuales de una compañía.

Puesto que aquí el análisis trata estas partidas en forma diferente (es decir, se espera que los ingresos persistan, pero no las ganancias), la distinción es importante. También es importante comprender cuándo es que una compañía reconoce ingresos y ganancias. Los ajustes analíticos en ocasiones modifican las cifras del ingreso utilizando la información del reconocimiento del ingreso.

1) Pautas para el reconocimiento de los ingresos

Desde la perspectiva del presente análisis, el reconocimiento inapropiado de la acumulación de ingresos (y de ganancias) puede tener una de dos consecuencias indeseables:

• Si una compañía registra el ingreso prematura o tardíamente, entonces el ingreso se asigna al periodo erróneo.

• Si una compañía registra el ingreso antes de una certidumbre razonable de realización, entonces el ingreso se podría registrar en un periodo y más adelante cancelarse o revertirse en otro; esto sobrestima el ingreso en el primer periodo y lo subestima en el periodo posterior.

Estos dos efectos afectan en forma adversa la medición del ingreso. Para contrarrestar lo anterior, la contabilidad aplica reglas estrictas y conservadoras en lo concerniente al reconocimiento del ingreso. Por lo general, el ingreso se reconoce cuando se percibe (o es perceptible) y se obtiene.

a) Criterios para el reconocimiento del ingreso

• Las actividades de ganancias que crean ingresos son bastante completas y no es necesario ningún esfuerzo significativo para completar la operación.

•  El riesgo de propiedad en las ventas se pasa efectivamente al comprador.

•  El ingreso y el gasto relacionado se miden o estiman con una exactitud razonable.

•  El ingreso reconocido normalmente produce un incremento en el efectivo, las partidas por cobrar, o los valores. En  ciertas condiciones, produce un incremento en los inventarios u otros activos, o una disminución en los pasivos.

•  La operación de ingresos es en términos del mercado con una parte o partes independientes (no con partes  controladas).

•  La operación de ingresos no está sujeta a una revocación (como un derecho de devolución).

Aun cuando estos criterios aparentemente son simples, están sujetos a ciertas excepciones y, en la práctica, se han interpretado en diferentes formas. Para comprender estas variaciones con propósitos de análisis, la siguiente sección considera la aplicación de estos criterios en circunstancias especiales.

b) Incertidumbre en la cobranza del ingreso

Las compañías utilizan una provisión para cuentas dudosas (incobrables) con el fin de reflejar la incertidumbre en la posibilidad de cobrar las partidas por cobrar de las ventas a crédito. Una compañía hace un juicio, basado en las circunstancias, cuando ya no puede asegurar razonablemente la cobranza de las partidas por cobrar.

Este juicio puede ser conservador o podría utilizar suposiciones liberales u optimistas. Cuando la cobranza ya no se asegura razonablemente, la práctica sigue un procedimiento general para diferir el reconocimiento del ingreso hasta que se cobra el efectivo.

c) Ingreso cuando existe el derecho de devolución

Cuando el comprador tiene derecho a una devolución, el ingreso se reconoce en el momento de la venta sólo si se satisfacen las siguientes condiciones:

• El precio es considerablemente fijo o determinable en la fecha de la venta.

• El comprador le paga al vendedor, o está obligado a pagarle al vendedor (no contingente de  la reventa).

• La obligación del comprador con el vendedor no cambia en caso de robo o daño del producto.

• El comprador tiene sustancia económica aparte del vendedor.

• El vendedor no tiene grandes obligaciones con respecto al futuro desempeño relacionado con la venta.

• Los rendimientos se estiman razonablemente.

Si se satisfacen estas condiciones, el ingreso de las ventas y el costo de las ventas se registran pero se reducen para reflejar los rendimientos y gastos relacionados esperados; si no se satisfacen, el reconocimiento del ingreso se pospone.

d) Ingresos de franquicias

Los estándares contables para los franquiciantes requieren que el ingreso de honorarios de las ventas de franquicias se reconozca sólo cuando el franquiciatario ha cumplido con gran parte de los servicios o condiciones relacionados con la venta. Esto también es válido para honorarios continuos de franquicias, ventas continuas de productos, ventas de agencia, franquicias retomadas, costos de franquicias, ingreso integral y relaciones entre un franquiciante y un franquiciatario.

e) Arreglos de financiamiento del producto

Un arreglo de financiamiento del producto es un convenio que implica la transferencia o la adquisición patrocinada de un inventario que (aun cuando en ocasiones se parece a una venta del inventario) en esencia es un medio de financiar el inventario. Por ejemplo, si una compañía transfiere (“vende”) un inventario a otra compañía y al mismo tiempo conviene en recomprar el inventario en una fecha futura, es probable que esta operación sea un arreglo de financiamiento del producto y no una venta y compra subsiguiente del inventario.

En esencia, si la parte que corre el riesgo y recibe las recompensas de la propiedad transfiere el inventario a un comprador y en una operación relacionada conviene en recomprar el producto a un precio especificado a lo largo de un periodo especificado, o garantiza algún precio de reventa especificado para las ventas del producto a partes externas, el convenio es un arreglo de financiamiento del producto y se contabiliza como tal. En este caso, el inventario sigue apareciendo en los estados financieros del vendedor y éste no reconoce ningún ingreso.

f) Ingreso conforme a contratos

La contabilidad para contratos de construcción a largo plazo que entrañan partidas como edificios, aviones, barcos o maquinaria pesada plantea problemas teóricos para la determinación del ingreso y la utilidad. Los principios de contabilidad generalmente aceptados requieren que las compañías utilicen el método de porcentaje de terminación cuando existen estimados razonables tanto para los costos de cumplir con un contrato como para el progreso hacia la terminación del contrato.

Una base común del estimado de la utilidad es registrar parte de la utilidad total estimada, basándose en la razón de los costos en los cuales se ha incurrido hasta la fecha, dividida entre los costos totales esperados. Otros métodos aceptables para los estimados se basan en unidades terminadas, estimados de ingeniería o unidades entregadas. Conforme a este método, las pérdidas actuales o esperadas se reconocen totalmente en el periodo en que se identifican inicialmente. 

2) Análisis de las implicaciones en el reconocimiento del ingreso

El estado de resultados es importante para el análisis y la valuación de una compañía. Esta declaración también es importante para la administración por las mismas razones y otras más, como la función que desempeña en los convenios contractuales basados en la contabilidad, la presión de la gerencia para lograr resultados basados en el ingreso, la compensación de la administración vinculada con el ingreso, y el valor de las opciones de acciones.

Dados los incentivos de la administración, es razonable esperar que ésta seleccione y aplique los principios contables que satisfagan mejor sus propios intereses, pero que aun así se hallen dentro de las prácticas contables aceptables.

Los objetivos del informe de ingresos no siempre están alineados con los incentivos de la administración en esta área. El análisis debe estar alerta a las propensiones de la administración en esta área y a la discreción contable disponible.
El registro del ingreso es un suceso crítico en la determinación del ingreso. El análisis se debe orientar a los métodos contables para determinar si reflejan en la forma apropiada la realidad económica. Por ejemplo, si un fabricante registra las utilidades sobre una venta a un distribuidor, el análisis debe indagar acerca de los inventarios y las condiciones de mercado del distribuidor, porque la actividad de ganancias real consiste en venderle al consumidor final.

Las propensiones e incentivos de la gerencia para administrar el ingreso son causa de muchos pronunciamientos sobre el tema del reconocimiento del ingreso por las agencias reguladoras contables. A pesar de éstos, el análisis debe seguir estando alerta a los métodos contables que eluden el espíritu, si no es que el texto, de estos pronunciamientos.

Consciente de estos problemas de reconocimiento del ingreso, la SEC expresó su creencia de que las principales incertidumbres acerca de la capacidad de un vendedor de percibir las utilidades no en efectivo recibidas en las operaciones a menudo se originan cuando el comprador tiene una capitalización deficiente, está altamente apalancado, o cuando los activos del comprador consisten principalmente en los comprados al vendedor. Estas características plantean dudas acerca de si el reconocimiento del ingreso es apropiado.

Las circunstancias que fomentan las dudas acerca del reconocimiento del ingreso incluyen:

• La falta de un capital social sustancial en la entidad compradora distinto del que proporciona el vendedor.

• La existencia de pasivos contingentes como garantías de deuda o convenios que requieren que el vendedor contribuya con efectivo a la entidad compradora conforme a ciertas condiciones.

• La venta de activos o de operaciones que históricamente no han producido flujos de efectivo de la operación suficientes para fondear el futuro pago de la deuda o las expectativas de dividendos.

Incluso cuando una compañía recibe ingresos en efectivo, cualquier garantía u otro convenio que requiere que la compañía contribuya con efectivo a la entidad compradora causa un efecto sobre la validez del reconocimiento del ingreso. El ingreso no se debe reconocer hasta que:

1) los flujos de efectivo de las actividades de operación sean suficientes para fondear el pago de la deuda y los requerimientos de dividendos (sobre una base de acumulación), o

2) la inversión de la compañía en la entidad compradora sea en efectivo o se pueda convertir fácilmente en efectivo y la compañía no tenga ninguna obligación adicional, conforme a cualquier garantía de deuda u otro convenio, que requiera efectuar inversiones adicionales en la entidad compradora. 

Las cantidades de cualquier ingreso diferido, incluida la postergación del interés o del ingreso de dividendos, por lo general se divulgan en un balance como una deducción de la cuenta de activos relacionada. Las notas a los estados financieros por lo común ofrecen una descripción de dichas operaciones, que incluye cualquier compromiso y contingencia, así como el método contable aplicado.

La práctica actual por lo general no permite el reconocimiento del ingreso antes de la venta. Por ejemplo, no es común reconocer los incrementos en el valor de mercado de inmuebles como terrenos, equipo o edificios; la acumulación de valores en madera o recursos naturales, o incrementos en el valor de los inventarios. Sin embargo, el momento de las ventas es una partida importante que en parte es a discreción de la gerencia.
DEJANOS UN COMENTARIO ()