¿Que es la ultima milla? Problemas, Obstaculos y solucion

Dentro todos los procesos que conforman la cadena logística la última milla es el proceso esencial, las empresas logísticas tienen que cuidar la última milla porque esta se relaciona con la entrega del producto al cliente final. Cerasis, compañía especializada en software logístico publicó un estudio el cual indicaba que el 28% del costo de un envío puede deberse a la última milla.

En España la consultora Kantar WP analizo las características del comprador ecommerce y señala que el 68,4% de personas considera el tiempo de recepción del pedido muy importante, 7 de cada 10 valora positivamente tener la capacidad de programar la entrega de una manera flexible. En Uruguay un informe realizado por Moldstock, indica que el 72% de los clientes de ecommerce consideran muy importante el envío y el 60% decidirá si volverá a comprar o no en función de su experiencia en la primera entrega.

¿Qué es la última milla?

La “última milla” es el nombre que se le da el proceso final de entregar el pedido de venta ecommerce (tienda digital) a su comprador se conoce también como distribución capilar. Este proceso inicia desde que el pedido del cliente sale del último punto de distribución (almacén, tienda, centro de distribución) hasta que llega al punto de entrega (cliente final), la última milla es el último y el más importante proceso de toda la cadena de distribución.


Importancia de la última milla

Por un lado, en la última milla se pretende satisfacer al cliente en la mayor brevedad de tiempo posible, pero por el otro también se pretende ajustar los costos, tanto en personal, como en gasto de transporte. 


Equilibrar los costos y la satisfacción del cliente es el reto. Sabemos que llevar de un punto a otro un conjunto grande de paquetes es fácil, se llena un camión de palés y se transporta. Sin embargo, en la última milla se realiza una distribución más detallada, es decir, se trabaja con volúmenes más pequeños, es mucho más difícil calcular los costos que implican este tipo de entregas.

A todo ello, hay que sumar que el sector del comercio electrónico avanza a pasos agigantados, por lo que el estudio de su rentabilidad y correcta implantación va cambiando de manera forzosa, teniendo que tomar a veces decisiones “a ciegas”, con sus correspondientes riesgos.

Problemas u Obstáculos de la última milla

Actualmente la última milla es el proceso que más problemas presenta debido a la combinación de diversos factores que generan que esta sea una auténtica carrera de barreras y obstáculos. De estas barreras y obstáculos destacan:

• Movilidad: Los traslados suelen realizarse en zonas urbanas, donde es común encontrar problemas de tráfico, atascos, calles cerradas, vías es construcción, desvíos, escasez de sitios de descarga, hasta lugares de difícil acceso vehicular.

• Tipo, tamaño y naturaleza de paquetes: Los traslados se suelen realizar para la entrega de paquetes pequeños, lo cual los convierte en poco eficientes. También pueden existir productos con naturalezas diferentes, es decir no es lo mismo transportar un paquete frágil que un alimento refrigerado.

• Tiempo: El proceso requiere ser completado en un corto espacio de tiempo, a fin de cumplir con los compromisos de tiempo y entrega prometidos al cliente. En la entrega nos encontramos muchas veces limitados por un horario de todo el día, de mañana, de tarde o incluso con una franja horaria de entrega muy limitada, como por ejemplo entregar de 12:00 a 14:00 horas.

• Costos de entrega altos e ineficiencias. Los costes de la última milla son elevados y con un porcentaje de no entregas al primer intento que ocasiona ineficiencias. Es necesaria una gestión de la información de esa incidencia y de nuevo llevar el paquete al almacén.

• Empresas de transporte: Hay algunas empresas de transporte que no realizan envíos a particulares debido a la problemática de subir a los pisos y las incidencias con los destinatarios ausentes. Cada vez menos, por ser el ecommerce uno de los servicios logísticos que más va creciendo y, al final, todos los operadores deberán dar este servicio.

• Cambios y Devoluciones: Las devoluciones también constituyen un punto espinoso, en tanto en cuanto conviene asegurar la transparencia en el proceso. La mayoría de los clientes ponen el foco en esta cuestión como problema principal a mejorar.

Sabiendo esto, no es de extrañar que éste sea el proceso de toda la cadena logística en ecommerce que resulte más costoso, ineficiente y de mayor impacto medioambiental.

Soluciones para afrontar los obstáculos de la última milla

Los obstáculos que presenta la movilidad urbana tienen mucho de imprevisibles que dependen de factores externos, por lo que está claro que siempre habrá situaciones que escapen a nuestro control; no obstante, existen otras que sí se podrían mejorar:

• Optimizar las rutas de entrega: Esta planificación pasa por diseñar las rutas de reparto previamente, permitiendo evitar los puntos rojos (con gran afluencia de tráfico, calles cerradas, etc.) y, a la vez, abarcar el mayor número de puntos de reparto en poco tiempo. Utilizar herramientas estadísticas y de investigación operativa pueden ser la clave de una solución de rutas adecuada.

• Optar por vehículos comerciales livianos: Estos vehículos son más ágiles para desplazarse en zonas urbanas. La tendencia en logística nos llevará en los próximos años a transportistas de comercio electrónico que usen vehículos eléctricos o híbridos, mucho más eficientes y preparados para el reparto.

• Buscar métodos de entrega alternativos: Por ejemplo; el ‘click and collect’ que cada día coge mayor fuerza como sistema de entrega más económico y ecológico, actualmente muchas tiendas online ya disponen de puntos físicos de recojo (tiendas físicas o puntos de conveniencia subcontratados o las mismas oficinas del servicio de correos), también el Click & Car donde se ealiza el pedido online y se recoge en el comercio físico sin necesidad de bajarse del coche. Otro método futurista es mediante el uso de vehículos autónomos o drones, actualmente, las entregas están limitadas por el costo de la mano de obra, la disponibilidad y los turnos, sin embargo una entrega robotizada se puede realizar las 24 horas del día.

• Usar tecnología y canales de comunicación: Si a la planificación del recorrido de reparto se le agrega la comunicación con el cliente, se puede mejorar la coordinación de la entrega. Ajustar el horario de entrega con cierta antelación ayuda a la planificación de las rutas y evita (o al menos reduce) las segundas vueltas, con todo lo que ello implica en costes, tiempos y emisiones.

• Aplicar DDMRP (Demand Driven Material Requirements Planning): La metodología multinivel de planificación y ejecución de la demanda y el suministro. A grandes rasgos, la colocación de inventarios óptimos a lo largo de la cadena de suministros, nos brinda flexibilidad, capacidad de reacción y menores costos.
DEJANOS UN COMENTARIO ()

Colabora con Nosotros!

Creemos que la información brindada te fue útil. ¡Ayúdanos a crecer! Dona desde $0.50