-->

Departamentalización funcional | Ventajas y Desventajas

La organización funcional es conocido también como modelo funcional, departamentalización funcional u organización por funciones. El modo más simple de departamentalización es el que se basa en el criterio funcional, su simpleza hace que se pueda utilizar tanto en organizaciones grandes como en pequeñas. A partir de una departamentalización funcional, la estructura puede evolucionar hacia formas más complejas.
En un artículo anterior explicamos todos los Tipos de Departamentalización, en ese artículo aprendimos las características y las diferencias que existen entre cada tipo de departamentalización.

En este articulo desarrollaremos la Departamentalización Funcional:
1. ¿Qué es la Departamentalización funcional?
2. Aplicaciones del modelo funcional
3. Características de la organización por funciones
4. Ventajas de la organización funcional
5. Desventajas de la organización funcional.

1. ¿Qué es la Departamentalización funcional?

La departamentalización u organización funcional consiste en atribuir a cada unidad de trabajo la responsabilidad de una función organizacional: operaciones, marketing, finanzas, recursos humanos, etc. es el tipo de organización que la mayoría de empresas utilizan.

En una estructura organizacional dividida según el criterio funcional, un administrador principal dirige todo el conjunto y, en orden descendente, cada integrante del primer escalón jerárquico es responsable de una función específica: producción, ventas, finanzas, etc.

El criterio funcional también se utiliza de manera sucesiva dentro de los departamentos. En esa división sucesiva, el trabajo se organiza de acuerdo con las operaciones principales de los departamentos de primer nivel.

2. Aplicaciones del modelo funcional

El modelo funcional es apropiado para organizaciones que: Inician su ciclo de vida, Son pequeñas y Ofrecen sólo un producto o servicio. En estos tres casos hay un claro problema básico que debe resolverse: fabricar y vender un producto a un tipo específico de clientes, que son pocos o se distribuyen en un territorio limitado.
Departamentalización Funcional

El ofrecimiento del producto es el criterio principal a partir del cual se dividen las funciones y se crean los departamentos. El modelo funcional también lo utilizan empresas grandes que presentan las siguientes condiciones:

  • Pequeña diversificación tecnológica o de productos (mínima variedad de productos o fabricación de todos con la misma tecnología básica).
  • Ejecución de operaciones en una misma área geográfica.

En las organizaciones estructuradas por el criterio funcional no siempre hay un departamento para cada función, ni un gerente individual para cada departamento. Por ejemplo, en las compañías pequeñas es probable que los responsables principales tengan que desplazarse de una función a otra o combinar cargos conforme a las necesidades y competencias individuales.

Es el caso del socio presidente de una empresa pequeña que combina su cargo de director de ventas con el de vendedor. Eso también puede suceder en una organización grande, cuando se promueve a una persona y ésta empieza a desempeñar las funciones de su nuevo cargo al mismo tiempo que permanece en el antiguo hasta que llegue un sustituto.

3. Características de la organización por funciones

La estructura funcional presenta las siguientes características:
  • El administrador principal tiene pleno control del destino de la organización y certeza de que las actividades están orientadas hacia la misión.
  • Hay una pequeña probabilidad de confusión en relación con las responsabilidades. Las tareas están muy bien definidas.
  • La concentración de especialistas en los grupos funcionales facilita el desarrollo y la constante actualización de la competencia técnica.
  • Si el tamaño aumenta mucho pueden surgir ciertos problemas, entre ellos, la excesiva especialización: las funciones se van subdividiendo sucesivamente y creando nuevas capas funcionales y nuevos cargos especializados.
  • La estructura tiende a volverse compleja, piramidal y feudal, lo que genera un distanciamiento de los objetivos principales.

En los demás tipos de departamentalización, que se analizan en seguida, el énfasis se desplaza de las funciones hacia otros criterios. Sin embargo, las funciones siempre están presentes en todos los tipos de estructura. Por tal razón todas las estructuras organizacionales, a excepción de las organizaciones de proyectos, se llaman estructuras funcionales.

4. Ventajas de la organización funcional

Entre las principales ventajas de la organización funcional están:
  • Promueve la especialización dentro de la organización. Por ejemplo, si nos encontramos en el área de Marketing la mayoría serán especialistas en mercadotecnia, administración, publicidad y similares, si nos encontramos en el Área de Finanzas la mayoría serán economistas, contadores, etc.
  • Comunicación directa y más rápida. Todas las personas de una misma área hablan el mismo idioma, no es necesario explicar detalladamente algún término o tecnicismo debido a que todo se relacionan con la información que el área maneja.
  • Cada área realiza únicamente su actividad específica. Cada área tiene su objetivo claro y definido. Por ejemplo: Ventas tiene como objetivo vender cada vez más, Operaciones tiene como objetivo producir más al menor costo posible, Logística tiene como objetivo administrar óptimamente nuestras existencias, y las demás áreas también tendrán sus propios objetivos.

5. Desventajas de la organización funcional

Entre las principales desventajas de la organización funcional están:
  • Pérdida de la autoridad en el mando. La exigencia de una obediencia y la imposición de la disciplina, aspectos típicos de la organización lineal, no son lo fundamental en la organización funcional.
  • Subordinación múltiple. A veces la información demora en llegar. Yo tengo un jefe, mi jefe tiene su jefe y así sucesivamente. Cuando un Gerente desee algo especifico tendrá que pasar esa solicitud por diferentes personas hasta que finalmente llegue a la persona indicada.
  • Confusión ante problemas, ya que la organización funcional exige la subordinación múltiple; no siempre el subordinado sabe exactamente a quién informar sobre un problema. Esa duda genera contactos improductivos, dificultades para la orientación y confusión en cuanto a los objetivos que deben alcanzar.
  • Tendencia a la competencia entre los especialistas, ya que los diversos cargos se especializan en determinas actividades; ellos tienden a imponer a la organización su punto de vista y su enfoque.
  • Tendencia a la tensión y a los conflictos en la organización. La rivalidad y la competencia, unidas a la pérdida de visión de conjunto de la organización pueden conducir a divergencias y a la multiplicidad de objetivos que pueden ser antagónicos y crear conflictos entre los especialistas.
DEJANOS UN COMENTARIO ()