Tipos de estados financieros de una empresa | Ecuacion Contable

Al final de un periodo, por lo común un trimestre o un año, se preparan los estados financieros para informar sobre las actividades de financiamiento e inversión hasta la fecha en curso, así como para resumir las actividades de operación del periodo anterior. Ésta es la función de los estados financieros y el objeto de análisis.

Es importante distinguir que los estados financieros informan sobre las actividades de financiamiento e inversión ocurridas en una fecha determinada, mientras que a la vez contienen información sobre las actividades de operación de todo un periodo. A continuación describimos los principales estados financieros:

1) Balance General

El Balance General denominado también Estado de Situación Financiera, Balance de Situación o Estado de Situación Patrimonial. Es un informe financiero contable que refleja la situación económica y financiera de una empresa en un momento determinado.

La ecuación contable

Es la base del sistema contable que involucra los Activos, Pasivos y el Capital de le organización:

Activos = Pasivos + Capital

Los activos: Se relaciona con los recursos controlados por la compañía, los activos. Estos recursos son inversiones que se espera generen futuras utilidades por medio de las actividades de operación. Para emprender estas actividades de operación, una compañía necesita financiamientos que las fondeen.

Los pasivos: Son fondeos provenientes de los acreedores y representan las obligaciones de una compañía, o alternativamente, los derechos de los acreedores sobre los activos.

El capital (o capital de los accionistas): Es la suma total del fondeo invertido o con el cual contribuyen los propietarios (capital contribuido), y de las utilidades acumuladas además de las distribuciones a los propietarios (utilidades retenidas) desde el inicio de la compañía. Desde el punto de vista de los propietarios, o los accionistas, el capital representa sus derechos sobre los activos de la compañía.

División de los Activos y Pasivos

Los activos y pasivos se separan en cantidades circulantes y no circulantes.

Los activos circulantes son aquellos que se espera se conviertan en efectivo o se utilicen en transacciones en el transcurso de un año o del ciclo de operación, el que sea más largo.

Los pasivos circulantes son obligaciones con las cuales la compañía espera cumplir en el transcurso de un año o del ciclo de operación, lo que sea más largo. La diferencia entre activos circulantes y pasivos circulantes se conoce como capital de trabajo.

Recuérdese que la ecuación contable es una identidad del balance general que refleja un punto en el tiempo. Las actividades de operación se originan a lo largo de un periodo y no se reflejan en esta identidad. Sin embargo, las actividades de operación afectan ambos lados de esta ecuación. Es decir, si una compañía es rentable, se incrementan los niveles tanto de inversión (activos) como de financiamiento (capital). De manera similar, cuando una compañía no es rentable, disminuyen la inversión y el financiamiento simultáneamente.

2) Estado de resultados

El Estado de Resultados denominado también como Estado de Pérdidas y Ganancias o cuenta de pérdidas y ganancias. Un estado de resultados mide el desempeño financiero de una compañía durante las fechas del balance. Es una representación de las actividades de operación de una compañía. El estado de resultados proporciona detalles de entradas, gastos, ganancias y pérdidas de una compañía durante un periodo.

Estructura del estado de resultados

Ventas o Ingresos Totales: Se refiere a los ingresos totales percibidos por las ventas realizadas en ese período concreto.

Costo de ventas: Indica cuánto le costó a la empresa el artículo que vende.

Utilidad bruta: También llamado margen bruto es la diferencia entre las ventas y el costo de las ventas (también llamada costo de los bienes vendidos). Ésta indica hasta qué grado puede una compañía cubrir los costos de sus productos. Este indicador no es particularmente útil para las compañías de servicios y tecnología, en las que los costos de producción son sólo una pequeña parte de los costos totales.

Gastos de operación: Son los gastos involucrados directamente en el funcionamiento de la empresa (luz, agua, salarios, etc.).

Utilidad sobre flujo (EBITDA): Son las ganancias de la empresa sin tener en cuenta gastos financieros, impuestos y otros gastos contables.

Depreciaciones y amortizaciones: Son los importes que disminuyen el valor contable de los bienes tangibles que se utilizan en la empresa para llevar a cabo sus operaciones. Por ejemplo: maquinaria, vehículos de transporte, etc.

Utilidad operativa: Es la diferencia entre el EBITDA y el montante de las depreciaciones y amortizaciones, indicando la ganancia o pérdida de la empresa en función de sus actividades productivas.

Gastos y productos financieros: Son los gastos e ingresos no relacionados directamente con la operación principal de la empresa. Se refiere, normalmente, a importes referentes a bancos: pago de intereses, por ejemplo.

Utilidad antes de impuestos: También se conocen como utilidades antes de partidas extraordinarias y operaciones descontinuadas. Es la pérdida o ganancia tras cubrir obligaciones operacionales y financieras. Las utilidades de las operaciones continuas son el ingreso de los negocios continuos/continuados de una compañía después de aplicar el interés y los impuestos. 

Impuestos: importe que paga la empresa al Estado según su desempeño.

Utilidad neta: Es la última cuenta del estado de resultados, que refleja la ganancia o pérdida final tras gastos operativos, financieros e impuestos.

Las utilidades reflejan el rendimiento sobre el capital de los accionistas durante el periodo que se está considerando, mientras que las partidas de la declaración detallan la forma en que se determinan las utilidades. Las utilidades se aproximan al incremento (o disminución) en el capital antes de considerar las distribuciones para y las contribuciones de los accionistas.

Las utilidades se determinan utilizando la base contable de acumulación. Conforme a la contabilidad según el principio de acumulación, los ingresos se registran cuando una compañía vende bienes o presta servicios, sin importar cuándo recibe el efectivo. De manera similar, los gastos se igualan con estas entradas registradas, sin importar cuándo sea el pago en efectivo.

3) Declaración del capital de los accionistas

Denominado también como Estado de evolución de patrimonio neto o Estado de Cambios en el Patrimonio Neto. La declaración del capital de los accionistas informa sobre los cambios en las cuentas que constituyen el capital.

Esta declaración es útil para identificar las razones de los cambios en los derechos de los accionistas de capital sobre los activos de una compañía.

4) Declaración de flujos de efectivo

Las utilidades rara vez son iguales a los flujos netos de efectivo, excepto durante el largo de vida de una compañía. Debido a que la contabilidad, según el principio de acumulación, rinde cifras diferentes a las de la contabilidad del flujo de efectivo, se sabe que los flujos de efectivo son importantes en las decisiones de negocios, existe la necesidad de informar sobre los flujos de entrada y de salida de efectivo.

Por ejemplo, el análisis que implica la reconstrucción y la interpretación de las operaciones de negocios a menudo requiere la declaración de flujos de efectivo. Además, ciertos modelos de valuación utilizan los flujos de efectivo. La declaración de flujos de efectivo da a conocer los flujos de entrada y salida de efectivo de manera independiente a las actividades de operación, inversión y financiamiento de una compañía durante cierto periodo.
DEJANOS UN COMENTARIO ()