¿Que es el Factoring? - Tipos, Ventajas, Desventajas, Funcionamiento

El factoring o factoraje es una herramienta financiera que utilizan las empresas para adelantar liquidez que sus clientes les han dejado a deber en un plazo al que no pueden hacer frente. La empresa de factoring se encargará ahora de cobrar la factura a los deudores a cambio de una comisión, que en muchas ocasiones se convierte en un precio alto por la acumulación de condiciones que van incluyendo a lo largo de todo el proceso.

¿Qué es el Factoring?

El factoring conocido también como factoraje es una alternativa de financiamiento a través de la venta de letras por cobrar (facturas, recibos, letras, pagarés, warrants).

Las entidades financieras o empresas dedicadas al factoring compran las facturas, lo hace con un porcentaje de descuento y luego procede a cobrar la totalidad del dinero al deudor inicial. El factoring es ampliamente empleado en diversos países con economías en crecimiento con grandes concentraciones de negocios.

Tipos de factoring

El factoring puede ser de diferentes tipos:
  • Factoring sin recurso: En este, la empresa asume totalmente el riesgo de incobrabilidad del deudor.
  • Factoring con recurso: La empresa en este caso no asume el riesgo de impago.
  • Factoring nacional: Tiene lugar cuando la empresa de factoring y el deudor se encuentran en el mismo país.
  • Factoring internacional: Ocurre cuando la empresa de factoring y el deudor están en diferentes países.

Ventajas del Factoring

Este método beneficia de diferentes formas a las empresas:
  • Rápida liquidez. con liquidez inmediata a las micro, pequeñas y medianas empresas que venden bienes o prestan servicios a empresas grandes cuyas facturas tienen un plazo de cobro de hasta 30, 60, 90 o 120 días. 
  • Seguir produciendo y obtener mayores plazos para pagar cuentas. La operación de venta de sus facturas les permite obtener capital de trabajo de corto plazo sin necesidad de endeudarse y a una tasa de descuento competitiva.
  • Externalizar la gestión del cobro. La empresa no tenga que destinar ningún recurso a este tipo de operaciones. La empresa de factoraje manejaría de forma cortés toda su cartera por cobrar con llamadas de cobranza, y sería el mediador entre problemas de cobro entre su empresa y deudores.
  • No tienes que endeudarte para conseguir el dinero. Solo pagas un porcentaje de lo que te deben a la entidad financiera.
  • La tasa es más económica. La tasa es menor que un préstamo tradicional
  • Proceso más rápido que un préstamo regular. Se revisan las facturas y no estados financieros.
  • Buen historial contable. Permite crear un historial contable sólido para la empresa.

Desventajas del Factoring

Entre las desventajas podemos describir
  • Alto coste financiero. Las entidades de factoring suelen cobrar una comisión por cada operación en función del crédito y que puede ser del 2 al 3% del total. Además, te cobran un interés en función del plazo de vencimiento, si anticipas los créditos, y una comisión por costes del servicio.
  • Las operaciones “con recurso” o también llamadas con responsabilidad. El cliente del factoring debe pagar la factura en caso que el pagador no lo haga, lo que en otras palabras implica que se mantiene el endeudamiento para el cliente.
  • El mercado del factoring no es un mercado regulado. Las condiciones de tasa y descuentos no son conocidas y pueden ser poco uniformes.
  • Aceptar solo los clientes más solventes. Puede suceder que la empresa de factoring solo acepte aquellos clientes que por su solvencia y estandarización de proceso de cobro nos suponen el menor esfuerzo administrativo.
  • Mala imagen hacia los clientes. Si no comunicamos bien a nuestros clientes la operación, pueden interpretar que nuestra empresa ha sido intervenida o que se encuentra en un pésima situación financiera.

Funcionamiento del factoring

A continuación se indica los pasos a seguir para beneficiarse del factoring:

1. Emisión de factura:

Se da una vez de terminado el servicio o entregado el producto.

2. Evaluación comercial con el deudor o adquiriente:

Se evalúa la operación en un comité de crédito y se confirman los servicios con el deudor.

3. Contrato Factoring:

El cliente cede sus facturas negociables mediante la firma de un contrato marco de cesiones de factoring.

4. Giro de negocio:

Comienza el proceso de cobranza una vez cumplida la fecha de vencimiento de las respectivas obligaciones.

5. Notificación:

Una vez realizado el desembolso la empresa de factoring comunica al deudor mediante carta notarial.

6. Proceso de cobranza:

Se da una vez firmado el contrato y confirmado los servicios por parte de la empresa deudora.

7. Cobro de factura:

Una vez gestionado todo el proceso de cobranza el deudor informa el pago de la respectiva factura.
DEJANOS UN COMENTARIO ()

Colabora con Nosotros!

Creemos que la información brindada te fue útil. ¡Ayúdanos a crecer! Dona desde $0.50