-->

¿Qué es Dirección Administrativa? | Elementos, Proceso y Estilos

Habíamos aprendido en una articulo anterior “Las 4 Etapas de la Administración”, las cuales son llamados Procesos Administrativos, estas son: Planeación, Organización, Dirección y Control.
Si aún no lo has leído te invito hacerlo para tener un panorama más claro de lo que aprenderemos ahora:

1) CONCEPTO DE DIRECCIÓN
2) OBJETIVOS DE LA DIRECCIÓN
3) IMPORTANCIA DE LA DIRECCIÓN
4) PRINCIPIOS DE LA DIRECCIÓN
5) ELEMENTOS DE LA DIRECCIÓN
6) PROCESO DE LA DIRECCIÓN
7) ESTILOS DE DIRECCIÓN

1. CONCEPTO DE DIRECCIÓN

La dirección es clave dentro de la administración ya que de ella depende la ejecución de los planes. En esta etapa se logran las metas y objetivos establecidos en la etapa de planeación, este logro se origina debido al liderazgo y la autoridad del administrador, ejercida en base a sus decisiones, delegación de autoridad, y seguimiento del cumplimiento adecuado de todas las órdenes emitidas. 

El proceso de dirección consiste en realizar actividades mediante la aplicación de energía física, intelectual e interpersonal para ofrecer productos, servicios e ideas. No todo puede preverse o planearse. Sin embargo, en la mayoría de los casos hay un plan, explícito o implícito, que sustenta la ejecución de cualquier actividad. La naturaleza de las actividades varía mucho de un caso a otro. 

El proceso de dirección no es distinto de los demás procesos de administración. El trabajo de cualquier naturaleza siempre es un proceso de ejecución; ejemplos de ello son el liderazgo, la planeación, la organización y el control.

2. OBJETIVOS DE LA DIRECCIÓN

Los objetivos de la dirección son:
  • Influencia sobre las personas para lograr los objetivos planificados
  • Persuadir para cumplir el objetivo con los recursos y tiempos determinados
  • Tomar de decisiones acertadas para el logro de objetivos 

3. IMPORTANCIA DE LA DIRECCIÓN

La función de dirección se relaciona directamente con la manera de alcanzar los objetivos a través de las personas que conforman la organización. Para que la planeación y la organización puedan ser eficaces, deben ser dinamizadas y complementadas por la orientación que debe darse a las personas mediante la comunicación, capacidad de liderazgo y motivación adecuadas.

Para dirigir a los subordinados, el administrador debe comunicar, liderar y motivar. Dado que no existen empresas sin personas, la dirección constituye una de las más complejas funciones administrativas porque implica orientar, ayudar a la ejecución, comunicar, liderar, motivar, entre otros. La dirección es un proceso interpersonal que determina relaciones entre individuos.
La dirección debe incluir dos aspectos: guiar y motivar el comportamiento de los subordinados, adecuándolos a los planes y cargos establecidos y comprender los sentimientos de los subordinados y los problemas que enfrentan cuando traducen los planes en acciones completas.

4. PRINCIPIOS DE LA DIRECCIÓN

La dirección se basa en principios que deben seguirse para obtener un mejor desempeño:
  • Coordinación de Intereses: La dirección será eficiente en tanto se encamine hacia el logro de los objetivos generales de la empresa.
  • Impersonalidad de Mando: Se refiere a que la autoridad y su mando surgen como una necesidad de la organización para obtener ciertos resultados
  • Supervisión Directa: Se refiere al apoyo y comunicación que debe proporcionar el dirigente a sus subordinados durante la ejecución de los planes, de tal manera que éstos se realicen con mayor facilidad.
  • Vía Jerárquica: Postula al apoyo y comunicación que debe proporcionar el dirigente a sus subordinados durante la ejecución de los planes, de tal manera que éstos se realicen con mayor facilidad.
  • Resolución del conflicto: Indica la necesidad de resolver los problemas que surjan durante la gestión administrativa, a partir del momento en que aparezcan.

5. ELEMENTOS DE LA DIRECCIÓN

Los elementos de la dirección son:
  • Ejecución de los planes de acuerdo con la estructura organizacional
  • Motivación
  • Guía o conducción de los esfuerzos de los subordinados
  • Comunicación
  • Supervisión
  • Alcanzar las metas de la organización

6. PROCESO DE DIRECCIÓN

El proceso de dirección comprende seis etapas:
 

Toma de decisiones

Ante algún tipo de imprevisto, situación retadora o evaluación de la organización, se impone la necesidad de una toma eficiente de decisiones, lo cual pasa a su vez por determinadas sub-etapas:
  • Definir el problema
  • Evaluar las alternativas
  • Tomar una decisión

Integración

Esta etapa implica la disposición de los elementos y recursos necesarios para ejecutar la decisión previamente tomada, a través también de diversas estrategias, como son: Reclutamiento. Agrandamiento o reemplazo del capital humano con el personal necesario para llevar a cabo las labores que acarrea la decisión.

Capacitación

Brindar al personal las herramientas teóricas, conceptuales o prácticas para poder llevar a cabo las labores que acarrea la decisión. 

Motivación

El espíritu empresarial y la moral de equipo son también fundamentales para conseguir los objetivos y materializar el plan decidido, así que la dirección deberá llevar a cabo una revisión de las dinámicas motivacionales de la organización, emplear nuevas y reforzar las existentes.

Comunicación

Muy emparentada con la motivación, la comunicación tanto a lo interno como a lo externo debe ir siempre en concordancia con las decisiones iniciales que se tomaron, de modo que cada segmento de la organización tenga claro lo que se espera de ella y que cada cliente sepa qué cambios esperar de la organización.

Liderazgo y supervisión

No sólo se debe tomar decisiones y velar por que se implementen correctamente, sino que se debe mantener abierto un canal de retroalimentación y control que permita percibir la eficacia de los cambios introducidos, que identifique complicaciones, que perciba amenazas y oportunidades derivadas del cambio, en fin, que suministre a la dirección la información necesaria para poder volver a tomar decisiones y mantener así el circuito andando.

7. ESTILOS DE DIRECCIÓN

Existen diversos estilos de dirección:

i. Liderazgo transaccional

Este estilo de liderazgo nace con la idea de que los miembros de equipo acuerdan obedecer completamente a su líder cuando aceptan el trabajo.

ii. Liderazgo transformacional

Los líderes transformacionales inspiran a sus equipos en forma permanente, y le transmiten su entusiasmo al equipo, este líder busca nuevas iniciativas y agregar valor.

iii. Liderazgo autocrático

El liderazgo autocrático es una forma extrema de liderazgo transaccional, donde los líderes tiene el poder absoluto sobre sus equipos. Los miembros del staff tienen una pequeña oportunidad de dar sugerencias, incluso si estas son para el bien del equipo. 

iv. Liderazgo carismático

Un estilo carismático de liderazgo es similar al liderazgo transformacional, los líderes carismáticos tienden a creer más en sí mismos que en sus equipos y esto genera problemas, esto podría ocasionar un colapso el día que el líder abandone la empresa.

v. Liderazgo burocrático

Los líderes burocráticos hacen todo según “el libro”. Siguen las reglas rigurosamente y se aseguran que todo lo que hagan sus seguidores sea preciso.

vi. Liderazgo participativo o democrático

A pesar que es el líder democrático el que toma la última decisión, ellos invitan a otros miembros del equipo a contribuir con el proceso de toma de decisiones. Esto no solo aumenta la satisfacción por el trabajo, sino que ayuda a desarrollar habilidades. 

vii. Liderazgo Laissez-faire

Esta expresión francesa significa “déjalo
 ser” y es utilizada para describir líderes que dejan a sus miembros de equipo trabajar por su cuenta. Puede ser efectivo si los líderes monitorean lo que se está logrando y lo comunican al equipo regularmente.

viii. Liderazgo natural

Este término describe al líder que no está reconocido formalmente como tal. Cuando alguien en cualquier nivel de una organización lidera simplemente por satisfacer las necesidades de un equipo, se describe como líder natural.

ix. Liderazgo orientado a la tarea

Los líderes altamente orientados a la tarea, se centran solo en que el trabajo se haya cumplido y pueden ser un poco autocráticos.

x. Liderazgo orientado a las personas

Es el opuesto al liderazgo orientado a la tarea. Con el liderazgo orientado a las personas, los líderes están completamente orientados en organizar, hacer de soporte y desarrollar sus equipos. 
DEJANOS UN COMENTARIO ()