Costo de oportunidad de capital - COK | Ejemplo de COK y sus confusiones

El costo de oportunidad del capital es un concepto tan importante, la importancia del costo de oportunidad del capital radica en que toda empresa toma sus decisiones de inversión. Se entiende al COK como la tasa de retorno de la inversión mínima que permitirá a la empresa generar valor partir de esta.

El costo de oportunidad es el costo que se origina al tomar una determinación que provoca la renuncia de otro tipo de alternativa que pudiera ser considerada al llevar acabo la decisión, esto es así porque cuando se toma una decisión para empeñarse en determinada alternativa, se abandonan los beneficios de otras opciones. En este caso el costo de oportunidad son los beneficios perdidos al descartar la siguiente mejor alternativa.

Ejemplo de Costo de Oportunidad - COK

Digamos que se le presenta la siguiente oportunidad: invertir $100 000 hoy y, dependiendo del estado de la economía al final del año, recibir uno de estos pagos igualmente probables:

Crisis = $ 80 000
Normal = $ 110 000
Auge: = $ 140 000

Debido a que las tres situaciones tienen una probabilidad de 1/3, el pago esperado es:

C1 = (1/ 3)x(80 000 + 110 000 + 140 000) = $110 000

Esto representa un rendimiento esperado de 10% sobre la inversión de $100 000. ¿Cuál es la tasa de descuento correcta? Buscamos una acción ordinaria que tenga el mismo riesgo que la inversión y vemos que la acción X es el equivalente perfecto. Se pronostica que el precio de X el próximo año, dada una economía normal, será de $110.

El precio de la acción será menor durante una crisis y mayor durante un auge, al igual que nuestra inversión ($80 en una crisis y $140 en un auge). Se concluye que los riesgos de la acción X y de su inversión son idénticos.

El precio actual de la acción X es de $95.65 y ofrece una tasa de rendimiento esperada de 15%:

Rendimiento Esperado = Ganancia Esperada / Inversión

Rendimiento Esperado = (110 - 95.65)/ 95.65 = 0.15 o 15%

Éste es el rendimiento esperado al que se renuncia por invertir en el proyecto en vez de en el mercado de valores. En otras palabras, es el costo de oportunidad del capital para el proyecto.

Para valuar el proyecto, descontamos con el costo de oportunidad del capital el flujo de efectivo esperado:

VP = 110 000/1.15 = $95 650

Tal es la cantidad que en el mercado de valores le costaría a los inversionistas comprar un flujo de efectivo esperado de $110 000 (lo cual es lo que podrían hacer si compran 1 000 unidades de la acción X). Por lo tanto, también representa la suma que los inversionistas estarían dispuestos a pagar por el proyecto.

Para calcular el valor presente neto, deducimos la inversión inicial:

VPN = 95 650 - 100 000 = -$4 350

El proyecto vale $4 350 menos de lo que cuesta y no vale la pena. En lugar de crear riqueza, la pierde y es peor que invertir en el mercado de valores.

Observe que se llega a la misma conclusión comparando el rendimiento esperado del proyecto con el costo de capital:

Rendimiento Esperado = Ganancia Esperada / Inversión

Rendimiento Esperado = (110 000 - 100 000)/100 000 = 0.10 o 10%

El rendimiento esperado de 10% del proyecto es menor que el rendimiento de 15% que los inversionistas anticiparían de invertir en la acción X, por lo que el proyecto no vale la pena.

Desde luego, en la vida real es imposible restringir los estados futuros de la economía a sólo “crisis”, “normal” y “auge”. Los simplificamos asumiendo una concordancia perfecta entre los pagos de 1 000 unidades de la acción X y los resultantes del proyecto de inversión. Sin embargo, la enseñanza del ejemplo sí es de la vida real.

Recordemos que el costo de oportunidad del capital de un proyecto de inversión es la tasa de rendimiento esperada de una inversión en acciones ordinarias u otros títulos sujetos a los mismos riesgos que los del proyecto. Cuando se descuenta el flujo de efectivo esperado del proyecto con su costo de oportunidad del capital, el valor presente resultante es la suma que los inversionistas estarían dispuestos a pagar por el proyecto. Siempre que se pueda emprender un proyecto con VPN positivo (cuyo valor presente sea superior a la inversión inicial) se generará riqueza.

Causa de confusiones

Hay una causa de posibles confusiones. Supongamos que llega una ejecutiva de banca y nos dice: “Su empresa es un negocio bueno y estable con pocas deudas. Mi banco le prestará los $100 000 a 8% que usted necesita para el proyecto.” ¿Significa esto que el costo de capital del proyecto es de 8%? Si así fuera, el proyecto valdría la pena. A un costo de capital de 8%, el VP sería de $110 000/1.08 = $101 852 y el VPN de $101 852 – $100 000 = +$1 852.

Pero no puede ser correcto. Primero, la tasa de interés del préstamo no tiene nada que ver con el riesgo del proyecto, pues sólo refleja la buena salud de su negocio actual Segundo, ya sea que usted acepte el préstamo o no, aún se enfrenta a la elección entre el proyecto, el cual ofrece un rendimiento esperado de 10%, o la acción igualmente riesgosa que da un rendimiento esperado de 15%.

Un administrador financiero que pide prestado a 8% e invierte a 10% no es inteligente sino tonto; porque la empresa o sus accionistas pueden pedir prestado a 8% y comprar una inversión igualmente riesgosa que ofrece 15%. Por eso, el rendimiento esperado de 15% de la acción representa el costo de oportunidad del capital del proyecto.
DEJANOS UN COMENTARIO ()