Mitos y verdades de Acumulacion en contabilidad y los Flujos de efectivo

Existen varias aserciones, tanto positivas como negativas, concernientes a la contabilidad base acumulativa y los flujos de efectivo. Es importante que un analista sepa cuáles son ciertas y cuáles no.

Artículos Recomendados:
+ Principio de acumulación en contabilidad financiera
+ Limitaciones del principio de acumulación en contabilidad financiera

1) Contabilidad base acumulativa y flujos de efectivo: mitos

Hay varios mitos y malas interpretaciones acerca de la contabilidad según el principio de acumulación, el ingreso y el flujo de efectivo:

Mito: Puesto que el valor de la compañía depende de los futuros flujos de efectivo, sólo los flujos de efectivo actuales son relevantes para la valuación. Incluso si se acepta que el valor de una compañía depende sólo de los futuros flujos de efectivo, no hay razón para vincular necesariamente los flujos de efectivo actuales con los futuros flujos de efectivo. Ya se ha demostrado que el ingreso actual es un elemento de predicción de los futuros flujos de efectivo superior al flujo de efectivo actual. De igual manera, se ha demostrado que el ingreso explica mejor los precios de las acciones que el flujo de efectivo.

Mito: Todos los flujos de efectivo son relevantes para el valor. Muchos flujos de efectivo no afectan el valor de la compañía; por ejemplo, el efectivo cobrado de los clientes a cuenta. Asimismo, ciertas clases de flujos de efectivo se relacionan de manera negativa con el valor de la compañía; por ejemplo, los gastos de capital reducen el flujo libre de efectivo, pero por lo común incrementan el valor de la compañía.

Mito: Todos los ajustes de la contabilidad según el principio de acumulación no son relevantes para el valor. Es cierto que los ajustes contables “decorativos”, como los métodos contables alternativos para la misma actividad de negocios básica no producen diferentes valuaciones. Sin embargo, no todos los ajustes contables son decorativos. Una de las metas principales de la contabilidad según el principio de acumulación es hacer ajustes en las operaciones que tienen implicaciones futuras para el flujo de efectivo, aun cuando no ocurran en forma simultánea flujos de entrada o flujos de salida de efectivo.

Mito: Los flujos de efectivo no se pueden manipular. Esta declaración no sólo es falsa, sino que probablemente es más fácil manipular los flujos de efectivo que manipular el ingreso. Por ejemplo, los flujos de efectivo se pueden incrementar ya sea demorando los gastos de capital o el pago de gastos, o bien acelerando las cobranzas de efectivo a los clientes.

Mito: Todo el ingreso se manipula. Algunos administradores sí administran el ingreso, y es posible que la frecuencia de esta práctica esté en aumento. Sin embargo, las acciones de la SEC para hacer cumplir la ley orientadas a los informes financieros fraudulentos y a la modificación de estados financieros previamente presentados afectan a un pequeño porcentaje de las compañías que cotizan públicamente.

Mito: A la larga, es imposible administrar continuamente el ingreso para incrementarlo. Algunos usuarios aseguran que es imposible administrar el ingreso para incrementarlo año tras año, debido a que las reglas contables dictan que la contabilidad base acumulativa a la larga se invierten. Aun así, muchas compañías pueden administrar en forma agresiva el incremento en el ingreso durante varios años a la vez. Además, una compañía en crecimiento es capaz de administrar el ingreso para que se incremente durante un periodo todavía más prolongado debido a que es probable que los ajustes ascendentes del periodo actual excedan a la reversión de ajustes más pequeños de los años anteriores. De igual manera, algunas compañías hacen una limpia de activos (big bath) cuando experimentan un periodo malo para reconocer los gastos demorados, o registran en forma agresiva los gastos futuros. Esto permite que una compañía administre con mayor facilidad su creciente ingreso en futuros periodos, debido a las pocas reversiones de acumulaciones.

2) Contabilidad base acumulativa y flujos de efectivo: verdades

La lógica y las pruebas apuntan hacia varias verdades notables acerca de la contabilidad según el principio de acumulación, el ingreso y el flujo de efectivo.

Verdad: La contabilidad según el principio de acumulación (ingreso) es más relevante que el flujo de efectivo. Tanto en el aspecto conceptual como en el práctico, el ingreso acumulado es más relevante que el flujo de efectivo para medir la condición y el desempeño financieros, así como en la valuación. Observe que esta afirmación no se opone a la obvia relevancia de los futuros flujos de efectivo. En vez de ello, indica que el flujo de efectivo actual es menos relevante que el ingreso actual.

Verdad: Los flujos de efectivo son más confiables que la contabilidad base acumulativa. Esta afirmación es cierta y sugiere que los flujos de efectivo pueden, y lo hacen, desempeñar una función complementaria importante con la contabilidad base acumulativa. Sin embargo, las afirmaciones extremas, como “el flujo de efectivo no se puede manipular”, no son ciertas. Cuando se analizan los flujos de efectivo, también se debe recordar que éstos son más volátiles que el ingreso.

Verdad: Las cifras de la contabilidad según el principio de acumulación están sujetas a distorsiones contables. La existencia de métodos contables alternativos, conjuntamente con la administración de las utilidades, reduce tanto la comparabilidad como la consistencia de las cifras de la contabilidad según el principio de acumulación. Asimismo, las reglas contables arbitrarias y los errores de estimación pueden producir distorsiones contables. Es probable que un análisis o una valuación financiera que ignore estos hechos y los ajustes contables produzca resultados erróneos. Por ejemplo, un método de valuación que simplemente emplee razones de precio a utilidades calculadas utilizando el ingreso manifestado es menos efectivo.

Verdad: El valor de la compañía se puede determinar utilizando cifras provenientes de la contabilidad según el principio de acumulación. Algunos individuos afirman erróneamente que el valor se determina únicamente sobre la base de los flujos de efectivo descontados.

3) ¿Debe prescindirse de la contabilidad base acumulativa en favor de los flujos de efectivo?

Algunos analistas aconsejan abandonar los modelos de valuación basados en el ingreso acumulado en favor de un modelo de flujo de efectivo. A menudo esta posición lleva implícita una postura de que la contabilidad según el principio de acumulación no es científica ni relevante. El efectivo, como ellos afirman, es el rey. Sin embargo, esta actitud es extremista.

Es sabido que la contabilidad según el principio de acumulación es imperfecta, y que las reglas arbitrarias, los errores de estimación y la administración de las utilidades distorsionan su utilidad.

También se sabe que la contabilidad según el principio de acumulación es mejor que los flujos de efectivo en muchos aspectos; en cuanto a teoría es superior y en la práctica funciona. Por consiguiente, si se abandona la contabilidad según el principio de acumulación debido a sus limitaciones y se enfoca uno sólo en los flujos de efectivo, eso equivale a arrojar al bebé junto con el agua de la bañera. En las cifras contables basadas en la acumulación hay una enorme cantidad de información valiosa.
DEJANOS UN COMENTARIO ()