¿Qué es un emprendedor? | Características de un emprendedor

La persona que asume el riesgo de iniciar una empresa es un emprendedor. Esta palabra proviene del latín imprendere, que significa “decidir realizar una tarea difícil y laboriosa” (Dicionário Houaiss da Língua Portuguesa, 2001) o “poner en ejecución” (Dicionário Aurélio, 1975). Tiene el mismo significado que el vocablo francés entrepreneur, que dio origen al inglés entrepreneurship. Este último se utiliza para designar el comportamiento del emprendedor y significa “capacidad empresarial”.

La idea de la capacidad empresarial se asocia con los administradores que movilizan recursos y corren riesgos para crear empresas. Aunque existan emprendedores en todas las áreas de la actividad humana, en su sentido restringido la palabra designa al individuo que crea una empresa: una organización de negocios.

1) EL EMPRENDEDOR SEGÚN LA VISIÓN DE LOS ECONOMISTAS

Los estudios sobre el emprendedor y la capacidad empresarial tienen dos corrientes principales de autores. En primer lugar están los economistas, que asocian la capacidad empresarial con la innovación y el desarrollo económico. En segundo lugar están los expertos del comportamiento, que hacen énfasis en actitudes como la creatividad, la intuición y la disposición para correr riesgos. Entre los economistas que estudiaron a los emprendedores se destacan tres: Cantillon, Say y Schumpeter.

Cantillon

En el siglo XVIII, el emprendedor y economista Richard Cantillon, en su Ensayo sobre la naturaleza del comercio en general (1755), fue el primer autor en tratar el papel crucial del emprendedor en la economía. Cantillon lo identificó como alguien que asume riesgos al comprar servicios o componentes a un precio determinado con la intención de revenderlos más tarde a un precio indeterminado.

Say

En el siglo XIX, el economista francés Jean-Baptiste Say, en su Tratado de economía política (1888), retomó el estudio del emprendedor. “¿Qué hacen los emprendedores? Utilizan su industria (o su trabajo) para organizar y dirigir los factores de la producción, a fin de atender las necesidades humanas. Sin embargo, no sólo son dirigentes, sino también planeadores, evaluadores de proyectos y tomadores de riesgos. Al hacer uso de su propio capital, o del que toman prestado de otros, lo transfieren a los propietarios del trabajo, a los recursos naturales (tierra) y a la maquinaria (herramientas). Esos pagos, o alquileres, solamente se recuperan si los emprendedores consiguen vender el producto a los consumidores.

Así, el éxito empresarial no es sólo un anhelo del individuo, sino que es también esencial para la sociedad. Un país con muchos comerciantes, fabricantes y agricultores inteligentes tiene mayores posibilidades de alcanzar la prosperidad que otro que se dedique principalmente a la búsqueda de las artes y las ciencias.” Para Say, los emprendedores son capaces de alterar los recursos económicos de un área de baja productividad, transformándola en una zona de productividad y rentabilidad elevadas. Los emprendedores crean valor al explorar algunas formas de variación o novedades en áreas como la tecnología, los materiales y los precios.

Schumpeter

En su libro Capitalismo, socialismo y democracia (1942), Joseph A. Schumpeter consolidó y esclareció el concepto de capacidad empresarial. Argumentó que los emprendedores innovan no sólo al identificar formas de utilizar los inventos, sino también al introducir nuevos medios de producción, nuevos productos y nuevas formas de organización. Para esas innovaciones, decía él, se requiere tanta osadía y habilidad como para el proceso de invención.

El emprendedor promueve la “destrucción creativa”, volviendo obsoletos los recursos existentes y haciendo necesaria su renovación. De acuerdo con Schumpeter, la cuestión no es la forma en que el capitalismo administra las estructuras existentes, sino cómo las crea y las destruye. La “destrucción creativa” es la causa del progreso y del mejoramiento continuo del nivel de vida de la colectividad.

2) CARACTERISTICAS DE UN EMPRENDEDOR

Consideremos ahora al emprendedor según la perspectiva del comportamiento. Se han realizado diversos estudios sobre la conducta del emprendedor, los cuales muestran características de comportamiento que se manifiestan y combinan de diferentes formas y en distintos grados de intensidad en diversas personas. Tales características, algunas de las cuales se examinarán a continuación, integran las competencias que todo emprendedor debe desarrollar.

Creatividad y capacidad de implantación.

El emprendedor, en esencia, es una persona que tiene la capacidad de idear y realizar cosas nuevas. Piense en cualquier individuo emprendedor que conozca e identificará en él la habilidad de imaginar y hacer que las cosas sucedan. Por el contrario, otros individuos pueden ser sólo creativos o sólo implantadores, pero no cuentan con la capacidad de combinar esas dos características básicas de comportamiento.

Disposición para asumir riesgos.

Iniciar un negocio significa tener la certeza sobre los gastos: la inversión inicial en las instalaciones, el alquiler, los salarios y los impuestos. Sin embargo, no hay certeza alguna respecto de los ingresos. Una persona que empieza un negocio está corriendo riesgos. Arriesgar significa tener el valor de enfrentar la posibilidad de un fracaso o pérdida.

Las recompensas son inciertas y sólo las dificultades resultan visibles, pero el emprendedor está dispuesto a superarlas. La tendencia a asumir y superar los riesgos es una característica básica del comportamiento de quienes se dedican a la actividad empresarial.

Perseverancia y optimismo.

El emprendedor tiene un compromiso con su prosperidad. Sabe que la supervivencia depende de la persistencia de su esfuerzo para enfrentar riesgos y dificultades. Algunos testimonios de emprendedores exitosos hacen hincapié en la necesidad del trabajo arduo y continuo para que una empresa funcione.

Eso, en ocasiones, significa hacer sacrificios personales y esfuerzos adicionales, colaborar con los subordinados e incluso asumir su lugar para terminar las tareas. Los emprendedores también son optimistas y tienen la visión del éxito, en vez de imaginar y temer los posibles fracasos. Al enfrentar obstáculos, lo hacen con decisión, con miras a resolver los problemas y lograr resultados positivos. Al alcanzar la prosperidad, las personas emprendedoras están recibiendo la recompensa por su esfuerzo.

Sentido de independencia.

Los emprendedores prefieren depender de su propia capacidad de enfrentar la incertidumbre que trabajar para otros. Les gusta ser autónomos, mantener sus puntos de vista aun frente a la oposición o resultados desalentadores, expresar confianza en su capacidad de completar tareas difíciles y enfrentar desafíos.
DEJANOS UN COMENTARIO ()