Caracteristicas de un emprendedor | Competencias del emprendedor

La persona que asume el riesgo de iniciar una empresa es un emprendedor. Aunque existan emprendedores en todas las áreas de la actividad humana, en su sentido restringido la palabra designa al individuo que crea una empresa: una organización de negocios. Conoce más: ¿Qué es un emprendedor?

Consideremos ahora al emprendedor según la perspectiva del comportamiento. Se han realizado diversos estudios sobre la conducta del emprendedor, los cuales muestran características de comportamiento que se manifiestan y combinan de diferentes formas y en distintos grados de intensidad en diversas personas. Tales características, algunas de las cuales se examinarán a continuación, integran las competencias que todo emprendedor debe desarrollar.

A. Características del Emprendedor

Se pueden destacar ciertas características y/o competencias que poseen todos los emprendedores, quizá tengas mucho de ellos.

1. Creatividad

Imagina ideas y proyectos nuevos con facilidad, propone soluciones originales, sabe analizar e investigar.

El emprendedor, en esencia, es una persona que tiene la capacidad de idear y realizar cosas nuevas. Piense en cualquier individuo emprendedor que conozca e identificará en él la habilidad de imaginar y hacer que las cosas sucedan. Por el contrario, otros individuos pueden ser sólo creativos o sólo implantadores, pero no cuentan con la capacidad de combinar esas dos características básicas de comportamiento.


2. Disposición para asumir riesgos

Iniciar un negocio significa tener la certeza sobre los gastos: la inversión inicial en las instalaciones, el alquiler, los salarios y los impuestos. Sin embargo, no hay certeza alguna respecto de los ingresos. Una persona que empieza un negocio está corriendo riesgos. Arriesgar significa tener el valor de enfrentar la posibilidad de un fracaso o pérdida.


Las recompensas son inciertas y sólo las dificultades resultan visibles, pero el emprendedor está dispuesto a superarlas. La tendencia a asumir y superar los riesgos es una característica básica del comportamiento de quienes se dedican a la actividad empresarial.

3. Perseverancia y optimismo

El emprendedor tiene un compromiso con su prosperidad. Sabe que la supervivencia depende de la persistencia de su esfuerzo para enfrentar riesgos y dificultades. Algunos testimonios de emprendedores exitosos hacen hincapié en la necesidad del trabajo arduo y continuo para que una empresa funcione.

Eso, en ocasiones, significa hacer sacrificios personales y esfuerzos adicionales, colaborar con los subordinados e incluso asumir su lugar para terminar las tareas. Los emprendedores también son optimistas y tienen la visión del éxito, en vez de imaginar y temer los posibles fracasos. Al enfrentar obstáculos, lo hacen con decisión, con miras a resolver los problemas y lograr resultados positivos. Al alcanzar la prosperidad, las personas emprendedoras están recibiendo la recompensa por su esfuerzo.

4. Autonomía

El emprendedor funciona sin necesidad de supervisión, elige tomando criterios. Los emprendedores prefieren depender de su propia capacidad de enfrentar la incertidumbre que trabajar para otros. Les gusta ser autónomos, mantener sus puntos de vista aun frente a la oposición o resultados desalentadores, expresar confianza en su capacidad de completar tareas difíciles y enfrentar desafíos.

5. Confianza en uno mismo

El emprendedor se percibe en forma positiva, apuesta por sus propias aptitudes, capacidades, recursos y posibilidades.

6. Tenacidad

El emprendedor cumple a tiempo las propuestas propias y las del grupo, predisposición a actuar con decisión ante situaciones que requieren cierto arrojo por la dificultad que entrañan.

7. Espíritu de equipo

El emprendedor sabe trabajar con otros, respeta las responsabilidades de cada uno, distribuir tareas en aras de la eficacia y la eficiencia. En el mundo del emprendedor es necesario saber cómo gestionar los equipos de trabajo para que cada una de las personas dé el máximo rendimiento posible.

8. Liderazgo

El emprendedor trata de implicar a los demás en la realización de proyectos, tiene influencia en otros y cuenta con cualidades personales, conocimientos y habilidades.

9. Solidaridad

El emprendedor sabe compartir tareas, éxitos y fracasos, ofrecer ayuda desinteresada a los compañeros que lo necesitan, reconoce los valores de otros.

10. Emancipación

El emprendedor busca emprender para poder ser libre y lograr su independencia

11. Moderación con la ambición del dinero

Los emprendedores consideran que el dinero es algo inevitable que viene con el mismo éxito, pero que no emprenden por el mismo dinero.

12. Pasión

El emprendedor se dedica en cuerpo, alma y mente en el proyecto que se realiza.

13. Planificador

El emprendedor siempre busca planear cualquier aspecto de tu negocio no sólo es algo que tienes que hacer, sino también construye hábitos que necesitas implementar y mantener como emprendedor. El acto de planear es tan importante porque requiere que analices cualquier situación del negocio, que investigues y reúnas información. Hacer un plan de negocios también tiene una segunda función: tener tus metas y cómo alcanzarlas en papel.

14. Aprendizaje constante

El emprendedor tiene que estar formándose constantemente, no solo en cuestiones de su sector, sino también para aprontar situaciones a veces complicadas, y que deber saber gestionar, cuándo falta motivación, cómo ser productivo, cómo tener dotes de liderazgo, saber hablar en público, cuestiones tan necesarias para la gestión de tu negocio día a día. Lee otros blogs, realiza cursos online, presenciales, acude eventos y reuniones de Networking, dónde aprender y conocer a otros.

Si has dicho “tengo todas o la mayoría de las características”, te felicito eres un verdadero emprendedor, si tu caso fue contrario pues trata de trabajar en las características que te hacen falta y ¡Cambia de actitud!

B. ¿Por qué fracasan los emprendedores?

Es importante conocer porque los emprendedores fracasan. Los emprendedores tienen características únicas que lo hacen resaltar de los demás, sin embargo no debemos descuidar o confiarnos en otros aspectos:

1. No tener un Plan de negocios

La simple disciplina de sentarte a escribir un plan es la mejor forma de que realmente entiendas cómo transformar tu idea en negocio. Peor aún si no tienes estimado un sistema de ingreso de dinero, incluso una empresa sin fines de lucro necesita generar ingresos (mediante donaciones) para poder subsanar los costos operativos. Si tu producto es gratuito o pierdes dinero en cada venta te será muy difícil mantenerlo en volumen. Conocer más: Elementos de un Plan de Negocios

2. Demasiada competencia

No tener competencia es una bandera roja, ya que podría significar que no hay mercado, pero encontrar más de 5 competidores podría demostrar que el área que te interesa está saturada. Recuerda que los gigantes dormidos pueden levantarse. 

3. No tener propiedad intelectual

Si esperas salir a la búsqueda de inversionistas, o esperas tener una sólida ventaja competitiva sobre los gigantes de la industria necesitas registrar patentes, marcas y derechos de autor. La propiedad intelectual es también por lo general el mayor elemento en la valoración de una empresa hecha por un inversionista.

4. Un equipo inexperimentado

En la realidad, los inversionistas financian personas, no ideas. Ellos están buscando gente que tenga verdadera experiencia en el dominio y operación del negocio.

5. Darte por vencido muy rápido

Una de las principales causas del fracaso de las empresas es que el emprendedor simplemente se cansa, tira la toalla y cierra la compañía. A pesar de algunos errores y fallas, muchos emprendedores exitosos como Steve Jobs y Thomas Edison continuaron trabajando en su proyecto hasta que triunfaron. 
DEJANOS UN COMENTARIO ()