-->

Relación entre Ambiente y Estructura Organizacional

De acuerdo con el enfoque situacional, tanto el modelo organizacional mecanicista como el orgánico, al igual que las distintas estructuras organizacionales, se ajustan a determinadas situaciones. Una situación se define en términos de variables, como la tecnología, la estrategia, los recursos humanos y el ambiente, el comportamiento de esas variables determina cuál es el modelo apropiado de organización.

Ver >> Relación entre Tecnología y Estructura organizacional
1. La Estrategia y la estructura organizacional
2. Impacto del Ambiente en la Estructura organizacional
3. Cinco niveles organizacionales en el entorno

1. El Ambiente y la estructura organizacional

La estructura organizacional también varía de acuerdo con el ambiente externo. Un estudio realizado por Lawrence y Lorsch sobre empresas de diferentes ramos industriales intentó entender las demandas impuestas por el ambiente y su impacto que este tiene en dos características de la estructura organizacional: La diferenciación y La integración.
Relación ambiente y Estructura Organizacional

Diferenciación

Significa división del trabajo y especialización. La diferenciación es el grado de segmentación de la estructura organizacional en unidades o subsistemas. La diferenciación básica que hay en muchas empresas es la existencia de subsistemas, departamentos o funciones de marketing, producción e innovación (o investigación y desarrollo).

Integración

Significa colaboración entre departamentos. Con el fin de alcanzar la unidad de esfuerzo necesaria para realizar los objetivos organizacionales.

2. Impacto del Ambiente en la Estructura organizacional

Según Lawrence y Lorsch las principales conclusiones de su estudio son las siguientes:

  • Los departamentos de una misma organización son distintos entre ellos. Las divergencias se deben a la necesidad de ajustarse a las características específicas del sub-ambiente respectivo. Cuanto más diferentes son los ambientes, mayor debe ser la diferencia entre los subsistemas.

  • Las empresas que interactúan con ambientes estables no necesitan mucha diferenciación; las que interactúan con ambientes dinámicos y complejos requieren altos niveles de diferenciación.

  • La eficacia de una organización depende, en primer lugar, de que logre la diferenciación que exige el ambiente y, en segundo, de que se integre para interactuar con el ambiente total. Cuanto más diferenciada es la empresa, más necesaria es la integración, pero al mismo tiempo más difícil.

  • Cuanto más estable es el ambiente, más apropiado es el modelo mecanicista o burocrático. Cuanto más dinámico y complejo es el ambiente, más orgánico debe ser el modelo organizacional.

3. Cinco niveles organizacionales en el entorno

La falta de control y predicción del ambiente empresarial conduce a todas las empresas a enfrentarse a lo incierto, es por ello que J. Cabanelas (1997) propone cinco niveles para definir el marco en el que se desenvuelve u opera una organización:
Cinco niveles organizacionales

Primer nivel: Constituido por la organización misma como núcleo del marco.

La agrupación que se lleva a cabo tiene al comienzo una categorización principalmente alrededor de la empresa, como agente central, hasta que progresivamente se va ampliando hacia un ámbito más global.

Según se vaya progresando a través de los distintos niveles del marco y, consecuentemente ampliando las fronteras de la empresa, se irá desdibujando su capacidad de negociación.

Segundo nivel: Definido por un concepto denominado como sector

La consideración del sector supone un marco sólido para el análisis de la competitividad. De acuerdo con el planteamiento de Porten (1989), al hacer referencia al sector se estudia a éste desde la perspectiva de las fuerzas competitivas que en él se conforman.

El análisis del sector plantea como primer problema establecer la frontera del mismo, ya que no coincide con una clasificación sectorial convencionalmente realizada ni con un grupo de empresas similares, sino que va mucho más allá. La frontera que delimita el entono específico está relacionada con la misión y fines de la empresa y con su capacidad de negociación. No obstante, en la esencia del sector se sitúan una serie de fuerzas (competidores, clientes, proveedores, productos sustitutivos y competidores potenciales) que de forma dinámica interactúen permanentemente con la empresa y que son el elemento fundamental a considerar para definir su competitividad.

Tercer nivel: Cadena de actividades empresariales

Alrededor de la obtención de la materia prima, producto, se articulan agrupaciones de empresas formando distritos industriales.

La cadena de actividades empresariales está formada por varios núcleos de actividades empresariales: la cadena de actividades principales (aquellas que alrededor de un producto o servicio realizan una mayor o menor transformación y comercialización del mismo), las actividades de apoyo (formadas por aquellas actividades que favorecen la principal, permitiendo un desarrollo eficiente), las actividades de suministros complementarios (proporcionan input distintos del input de la actividad principal, pero necesarios para la transformación de éste) y las de equipamiento (aportan maquinaria, equipos, instalaciones y demás instrumentos necesarios para realizar la actividad principal).

Cuarto nivel: Área o lugar geográfico

El área establece un ámbito que no engloba necesariamente al sector ni a la cadena de actividades empresariales, aunque se interrelaciona con él. Es un espacio intermedio que puede equipararse a un cierto espacio económico, nación o región en el que múltiples cadenas empresariales desarrollan su actividad y en el que las administraciones públicas o los agentes económicos representan un papel más o menos destacado en el desarrollo de la misma.

Porter (1989), al estudiar las ventajas competitivas de las naciones, considera la existencia de lo que denomina “diamante” que está constituido por cuatro elementos:
1. Condiciones de los factores
2. Condiciones de la demanda
3. Sectores afines y de apoyo
4. Estructura, estrategia y rivalidad de empresas

Quinto nivel: Entorno global

Incluye el análisis de los niveles anteriores creando un criterio más amplio debido a la ampliación de la actividad económica, tomándose en cuenta características como: condiciones de la economía, tecnología, naturaleza, hechos fortuitos y actividad empresarial.

Incluye un análisis y reúne a todos los otros niveles. Es una dimensión inmensa, debido en gran medida a la creciente internacionalización de la actividad económica. Dentro de este nivel se deben tener en cuenta:
  • Las condiciones generales de la economía.
  • La tecnología.
  • La política
  • El pensamiento y la sociedad.
  • La naturaleza y los hechos fortuitos.
  • La actividad empresarial en otras áreas.

Así, un aspecto importante en el desarrollo de las organizaciones, es analizar y evaluar el efecto de las fuerzas ambientales influyentes, como son los actores del microambiente (ubicación, instalaciones, recursos, tamaño, etc.); y las fuerzas del macroambiente, en las que se anotan, a: proveedores, intermediarios, gobierno, competencia, público, mercado, ámbito económico, entorno tecnológico, entorno cultural, entre otras.

Quieres conocer más sobre: Organización Mecanicista y Organización Orgánica  << Clic .
DEJANOS UN COMENTARIO ()